¿Un escritorio desordenado le perjudica en el trabajo?

texto alt

El entorno desordenado en su espacio de trabajo podría estar saboteándolo.
Le mostramos aquí las ventajas de tener un ambiente ordenado.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

La desorganizada acumulación de papeles y tazas de café regados sobre su escritorio podrían ayudarlo a proyectar la impresión de que está trabajando a todo vapor, pero en realidad, probablemente lo está arrastrando hacia abajo.

En uno de nuestros experimentos, más de cien estudiantes universitarios fueron expuestos, ya sea a un espacio sin desorden o a un área de trabajo donde los papeles folders y tazas estaban dispersos sobre cajones, un escritorio y el piso.

Después, en un cuarto separado, se les pidió que comenzaran lo que se les describió como una tarea “desafiante” –en realidad era imposible- que consistía en trazar una figura geométrica sin dibujar dos veces ninguna línea o levantar el lápiz del papel. Aquellos que habían estado expuestos al ambiente limpio perseveraron en la tarea por un promedio de 1,117 segundos antes de rendirse, tiempo más de 1.5 veces mayor al de aquellos que habían estado expuestos al espacio desordenado (669 segundos). Otros experimentos produjeron resultados similares.

La persistencia en una tarea frustrante es una medida clásica de lo que se conoce como auto-regulación, que esencialmente es la habilidad de ordenarse a usted mismo hacer algo que sabe que debería hacer. La auto-regulación puede debilitarse por el agotamiento de los recursos mentales y eso es exactamente lo que pensamos que estaba sucediendo. El desorden significaba una amenaza, en cierto sentido: amenazaba el sentido de control personal de los participantes. Lidiar con esa amenaza de parte del ambiente físico ocasionó un agotamiento de sus recursos mentales, lo que a su vez llevó a una falla auto-regulatoria.

La evidencia para esta reacción en cadena proviene de otro aspecto del experimento: Si los participantes escribieron acerca de sus valores personales, un ejercicio conocido por restaurar los recursos mentales, el ambiente desorganizado no tuvo efecto en su persistencia durante la difícil tarea.

Así que incluso, aunque puede ser reconfortante el relajarse en su desorden, un entorno desorganizado puede ser un obstáculo real cuando usted trata de lograr algo.

Aunque no tenemos datos para respaldar esto, conjeturamos que un desorden de su propia creación podría afectarlo con más fuerza que el desorden impuesto por alguien más. Un desorden creado por usted mismo puede volverse abrumador porque sirve como evidencia de que es incapaz de controlar su entorno.

Nuestra investigación nos ha hecho pensar acerca de otros factores en juego que podrían mermar los recursos mentales de los empleados y por ende afectar su auto-regulación y persistencia. Una posibilidad que viene a la mente es la extrema auto-conciencia –rumiar acerca de las percepciones de los demás. Los empleados podrían encontrar agotador el preguntarse: ¿Qué piensa la gente de mí? ¿De la calidad de mi trabajo? ¿De mi apariencia? Es muy posible que esta clase de pensamiento afecte el desempeño.

Puede ser desafiante desactivar el rumiar. En comparación, resolver el problema del entorno desordenado es relativamente fácil. Debido a nuestra investigación, ambas nos hemos vuelto más conscientes del valor de un ambiente ordenado. Ambas mantenemos nuestros escritorios limpios y una de nosotros (Chae) se asegura de mantener un hogar ordenado.

El razonamiento: Un entorno pulcro en casa le permite llegar al trabajo el lunes por la mañana sintiéndose fresca y restaurada.

“Un entorno desorganizado puede ser un obstáculo real cuando usted trata de lograr algo”.

“El desorden creado por usted mismo puede volverse abrumador ya que sirve de evidencia de que es incapaz de controlar su entorno”.

“Resolver el problema del entorno desordenado es relativamente fácil y gratificante”.

La desorganizada acumulación de papeles y tazas de café, puede dar la impresión de que trabaja a todo vapor, pero en realidad, probablemente lo está arrastrando hacia abajo.

La auto-regulación es la habilidad de ordenarse a usted mismo, hacer algo que sabe que debería hacer.

El desorden significa una amenaza, en el sentido del control personal de los trabajadores, estudiantes, etc.

El desorden creado por usted mismo puede volverse abrumador pues sirve como evidencia de que es incapaz de controlar su entorno. Esto puede mermar los recursos mentales de empleados y por ende afectar su auto-regulación y persistencia.

Por otra parte, un entorno pulcro en casa le permite llegar al trabajo el lunes por la mañana sintiéndose fresco y restaurado.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/productividad/alaba-y-retroalimenta-de-la-misma-manera-en-que-quieres-que-te-alaben/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/herramientas/kit-herramientas-para-hacer-presentaciones-vol-1/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/e-books/e-book-10-articulos-esenciales-para-mejorar-su-productividad/

 


Does a Messy Desk Undermine You at Work?

The disorganized accumulation of papers and coffee cups scattered across your desk may help you project the impression that you’re working at full throttle, but in fact it’s probably dragging you down.

In one of our experiments, more than 100 undergraduate students were exposed either to an uncluttered space or to a work area where papers, folders and cups were scattered over shelves, a desk and the floor.

Then, in a separate room, they were asked to undertake what was described as a “challenging” – actually, it was unsolvable – task that consisted of tracing a geometric figure without retracing any lines or lifting the pencil from the paper. Those who had been exposed to the neat environment stuck with the task for an average of 1,117 seconds before giving up, more than 1.5 times as long as those who had been exposed to the messy space (669 seconds). Other experiments produced similar results.

Persistence in a frustrating task is a classic measure of what’s known as self-regulation, which is essentially your ability to direct yourself to do something you know you should do. Self-regulation can be undermined by depletion of mental resources, and that’s exactly what we think was going on. The mess posed a threat, in a sense: It threatened participants’ sense of personal control. Coping with that threat from the physical environment caused a depletion of their mental resources, which in turn led to self-regulatory failure.

The evidence for this chain reaction comes from another aspect of the experiment: If participants wrote about their personal values, an exercise known to restore mental resources, the disorganized environment had no effect on their persistence on the fiendish task.

So even though it can be comforting to relax in your mess, a disorganized environment can be a real obstacle when you try to accomplish something.

And although we don’t have data to back this up, we conjecture that a mess of your own creation may affect you even more strongly than a mess that’s been imposed by someone else. A self-created mess can become overwhelming because it serves as evidence that you’re unable to control your environment.

Our research has made us think about other factors at work that may deplete employees’ mental resources and therefore undermine their self-regulation and persistence. One possibility that comes to mind is extreme self-consciousness – ruminating about others’ perceptions. Employees might find it depleting to wonder: What do people think of me? Of my work quality? Of my appearance? It’s very possible that this kind of thinking hurts performance.

It can be challenging to turn off rumination. In comparison, solving the messy-environment problem is relatively easy. Because of our research, both of us have become more aware of the value of an ordered environment. We both keep our desks neat, and one of us (Chae) makes sure to maintain an orderly home.

The reasoning: A neat environment at home allows her to head into work on Monday morning feeling fresh and restored.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.