Una guía para equilibrar la paternidad y el trabajo

La mayoría de los padres que trabajan piden consejo sobre cómo equilibrar las demandas del trabajo y el hogar. Daisy Wademan Dowling ha reunido una serie de recomendaciones durante una década. Observe si estas prácticas funcionan para usted.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

La mayoría de los padres que trabajan piden consejo a sus mentores, compañeros y contactos profesionales sobre cómo equilibrar las demandas del trabajo y el hogar. Sin embargo, la guía improvisada no siempre es útil.

Afortunadamente, hay consejos que funcionan. He reunido una serie de recomendaciones durante una década de dirigir esfuerzos de capital humano, diversidad y retención en muchas compañías exigentes con base en los Estados Unidos, y de hablar con cientos de padres trabajadores de alto desempeño.

Observe si estas prácticas funcionan para usted.

  • Use sus principales fortalezas profesionales: Piense acerca de lo que hace mejor y con más naturalidad en el trabajo, tome confianza en esa fortaleza y despliéguela para cumplir con sus desafíos como padre trabajador.
  • Tenga una visión de cómo quiere que sea la vida como padre trabajador: Como en cualquier empresa, tener una misión definida y metas claras le permite definir prioridades, alinear recursos, medir el éxito y estar confiado de ir en el camino correcto.
  • Trabaje en forma diferente: Sin comprometer nunca la calidad de su trabajo, encuentre acuerdos con los colegas para realizarlo de una forma que se adapte mejor a las necesidades de su vida fuera de la oficina.
  • Administre la aldea: Si se requiere una aldea para criar a un niño, su trabajo es construir y administrar esa aldea, de la misma forma en que lo haría con un equipo de proyecto en el trabajo.
  • No sea siempre el que hace las cosas: Observe su calendario durante unos minutos cada viernes, y encuentre tres reuniones o tareas que pudo haber evitado, condensado o delegado. Podrá ahorrar horas de trabajo cada semana.
  • Lleve a casa la eficiencia del lugar de trabajo: La misma clase de tecnologías que le permiten competir en el trabajo -los calendarios, las herramientas de trabajo compartido- deberían usarse en casa.
  • Tenga un plan b — y no espere a una crisis para usarlo: Cosas inesperadas suceden. Tenga respaldos listos, y -lo más importante- ensáyelos.
  • Para tener flexibilidad, no pida –venda: Decirle al jefe que trabajar desde casa los miércoles ahorraría el suficiente tiempo de traslado como para entregar antes el reporte semanal de ventas es más atractivo que simplemente pedir trabajar desde casa porque “es mucho más fácil para mí con los gemelos.”
  • Use la solución del 5%: Trate de obtener la flexibilidad que necesita al dejar la oficina temprano una vez cada par de semanas o escaparse para un partido ocasional de soccer. Estas medidas no cambiarán su agenda más de un 5%, y su jefe quizá ni siquiera lo note. Sin embargo, le brindarán la suficiente flexibilidad para continuar en el camino que ha elegido.
  • Piense a largo plazo para seguir en el juego: Repítase a usted mismo: Esta etapa difícil pasará pronto, y mi ganancia de largo plazo está en camino.

Sin importar que sea un nuevo padre trabajador, o un líder que busca motivar y retener a los padres trabajadores de su equipo, escuchar las soluciones específicas de otras personas lo ayudará a crear sus propias soluciones viables.

“Piense acerca de lo que hace mejor y con más naturalidad en el trabajo, tome confianza en esa fortaleza y despliéguela para cumplir con sus desafíos como padre trabajador”.

“Observe su calendario durante unos minutos cada viernes, y encuentre tres reuniones o tareas que pudo haber evitado, condensado o delegado”.

“Trate de obtener la flexibilidad que necesita al dejar la oficina temprano una vez cada par de semanas o escaparse para un partido ocasional de soccer”.

La mayoría de los padres que trabajan piden consejo sobre cómo equilibrar las demandas del trabajo y el hogar. Daisy Wademan Dowling ha reunido una serie de recomendaciones durante una década. Observe si estas prácticas funcionan para usted:

  • Use sus principales fortalezas profesionales
  • Tenga una visión de cómo quiere que sea la vida como padre trabajador
  • Trabaje en forma diferente
  • Administre la aldea
  • No sea siempre el que hace las cosas
  • Lleve a casa la eficiencia del lugar de trabajo
  • Tenga un plan b — y no espere a una crisis para usarlo
  • Para tener flexibilidad, no pida –venda
  • Use la solución del 5%
  • Piense a largo plazo para seguir en el juego

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Balancing Parenting and Work Stress: A Guide

Most working parents look to their mentors, co-workers and professional contacts for advice on balancing the competing demands of work and home. But the off-the-cuff guidance isn’t always helpful.

Fortunately, there is advice that works. I’ve compiled a set of recommendations over the past decade of leading human capital, diversity and retention efforts in several demanding U.S.-based companies, and speaking with hundreds of high-performing working parents.

See if these practices work for you.

— USE YOUR LEADING PROFESSIONAL STRENGTHS: Think about what you do best and most naturally on the job, take confidence in that strength and then deploy it to meet your working-parent challenges.

— HAVE A VISION OF WHAT YOU WANT WORKING-PARENT LIFE TO BE: As in any business, having a defined mission and clear goals enable you to set priorities, align resources, measure success and be confident you’re on the right path.

— WORK DIFFERENTLY: Without ever compromising the quality of your work, figure out arrangements with colleagues to get it done in a way that better fits the needs of your life outside the office.

— MANAGE THE VILLAGE: If it takes a village to raise a child, your job is to build and manage that village the same way you would a project team at work.

— DON’T ALWAYS BE A DOER: Look at your calendar for a few minutes each Friday, and find three meetings or tasks you could have avoided, condensed or passed off. You’ll be able to save hours of work every week.

— BRING WORKPLACE EFFICIENCY HOME: The same kind of technologies that enable you to compete at work — the calendars, the shared work tools — should be used at home.

— HAVE A PLAN B — AND DON’T WAIT FOR A CRISIS TO USE IT: Unexpected things happen. Have backups ready, and, more important, rehearse them.

— TO GET FLEXIBILITY, DON’T ASK — SELL: Telling the boss that working from home on Wednesdays would save enough commute time that you could deliver the weekly sales reports early is more compelling than simply asking to work from home because “it’s a lot easier for me with the twins.”

— USE THE 5% SOLUTION: Try getting the flexibility you need by leaving the office early once every other week or ducking out for the occasional soccer game. These measures won’t change your schedule more than 5%, and your boss may not even notice. But they will provide you enough flexibility to continue on your chosen path.

— THINK LONG-TERM TO STAY IN THE GAME: Repeat to yourself: This hard part will be over soon, and my long-term payoff is coming.

Whether you’re a new working parent or a leader seeking to motivate and retain the working parents on your team, listening to others’ specific solutions will help to create viable ones of your own.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.