La Inteligencia Artificial va a cambiar la regla de 80/20

He aquí tres importantes formas en que la AI (inteligencia artificial) y el aprendizaje de las máquinas redefinirán como las organizaciones usan el principio de Pareto para impulsar digitalmente la innovación redituable a niveles más allá de los análisis convencionales.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Muchas organizaciones de alto desempeño siguen siendo apasionadas acerca de Vilfredo Pareto, el incisivo ingeniero y economista italiano. Siguen inspiradas por su principio de 80/20: la idea de que el 80% de los efectos (ventas, ingresos, etc.) Provienen de un 20% de las causas (productos, empleados, etc.). Conforme el aprendizaje de las máquinas y la inteligencia artificial transforman el análisis, apuesto que los algoritmos de próxima generación super cargarán el paradigma empíricamente provocador de Pareto. He aquí tres importantes formas en que la AI (inteligencia artificial) y el aprendizaje de las máquinas redefinirán como las organizaciones usan el principio de Pareto para impulsar digitalmente la innovación redituable a niveles más allá de los análisis convencionales.

Paretos inteligentes

Primero, mayores volúmenes y variedad de información garantizan que los algoritmos reciban el entrenamiento que necesitan para volverse más inteligentes. Las redes digitales consecuentemente se convertirán en plataformas de Pareto, que transformen sectores vitales de variables en nuevo valor.

Los novedosos análisis en los lugares de trabajo, por ejemplo, significan que más organizaciones podrán identificar de mejor forma al 20% de los empleados que contribuyen con el 80% del valor para un producto, proceso o experiencia de usuario. De forma similar, la constante digitalización de los procesos empresariales, las plataformas y experiencias de usuario invitan a creativas perspectivas de Pareto: ¿Qué 20% de la actualización en la plataforma crea el 80% de su impacto? ¿Qué 20% de la experiencia de usuario evoca el 80% del deleite o el desagrado?

Super-paretos

Segundo, las distribuciones tradicionales han cambiado disruptivamente. La perspectiva de 80/20 de Pareto ha decaído a un anacronismo empírico. Las firmas analíticamente agresivas cada vez ven más proporciones de Pareto cercanas a 10/90, 5/50, 2/30 y 1/25. Dependiendo de qué tan rigurosamente se separe, corte y defina digitalmente la información, emergerán Paretos de 1/50, 5/75 y, sí, 10/150. Los “pocos vitales” de Pareto se convierten en los “aún menos vitales”.

Sin embargo, identificar claramente y mimar a los “super-Paretos” no es ir lo suficientemente lejos en términos analíticos; los mercados y el crecimiento de mercados demandan que esas estadísticas descriptivas lleven a estadísticas predictivas y prescriptivas. En otras palabras, convertir esas series de datos en “series de entrenamiento” para algoritmos inteligentes.

Supra-paretos

Tercero, conforme la información se vuelve más granular y los algoritmos procesan patrones complejos en formas más inteligentes, el manejo del portafolio de Pareto ha cambiado. Quienes son analítica y operacionalmente astutos ya manejan portafolios de Pareto — es decir, una serie de diferentes perspectivas de Pareto a lo largo de toda la empresa. Para ellos, KPI significa “información clave de Pareto” (por sus siglas en inglés) y no sólo “indicador clave del desempeño.” Si las tablas de control de KPI no facilitan observaciones basadas en datos sobre información clave de Pareto, las personas estarán ciegas respecto a las futuras oportunidades de optimización y creación de valor.

Cada vez más, la forma más segura de revitalizar un Pareto es enlazándolo con otro Pareto. Conforme las firmas ricas en información y algorítmicamente conscientes pasan de administrar individualmente una docena de indicadores claves de Pareto a supervisar cientos, o incluso miles de KPIs en su empresa, surgirán nuevos conjuntos de Pareto. ¿Qué conjuntos ofrecerán los mayores conocimientos y oportunidades la nueva creación y captura?

Los planes estratégicos y las hojas de ruta tecnológicas necesitan estar analíticamente orientadas por “sendas de Pareto”. La habilidad de predecir de mejor forma a los pocos vitales de mañana y la habilidad de combinar KPIs de toda la empresa, se convertirán en fuentes de mayor eficiencia y también serán determinantes para la creación disruptiva de valor.

Entre más inteligentes sean sus algoritmos, más necesitan ellos -y su organización- aprender de y con Pareto.

“Cada vez más, la forma más segura de revitalizar un Pareto es enlazándolo con otro Pareto”.

“Los planes estratégicos y las hojas de ruta tecnológicas necesitan estar analíticamente orientadas por “sendas de Pareto”.

“Entre más inteligentes sean sus algoritmos, más necesitan ellos -y su organización- aprender de y con Pareto”.

He aquí tres importantes formas en que la AI (inteligencia artificial) y el aprendizaje de las máquinas redefinirán como las organizaciones usan el principio de Pareto para impulsar digitalmente la innovación redituable a niveles más allá de los análisis convencionales:

Paretos inteligentes: Las redes digitales consecuentemente se convertirán en plataformas de Pareto, que transformen sectores vitales de variables en nuevo valor. Los novedosos análisis en los lugares de trabajo, por ejemplo, significan que más organizaciones podrán identificar de mejor forma al 20% de los empleados que contribuyen con el 80% del valor para un producto, proceso o experiencia de usuario.

Super-paretos: Segundo, las distribuciones tradicionales han cambiado disruptivamente. Identificar claramente y mimar a los “super-Paretos” no es ir lo suficientemente lejos en términos analíticos; los mercados y el crecimiento de mercados demandan que esas estadísticas descriptivas lleven a estadísticas predictivas y prescriptivas. En otras palabras, convertir esas series de datos en “series de entrenamiento” para algoritmos inteligentes.

Supra-paretos: Si las tablas de control de KPI no facilitan observaciones basadas en datos sobre información clave de Pareto, las personas estarán ciegas respecto a las futuras oportunidades de optimización y creación de valor.

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

AI Is Going to Change the 80/20 Rule

Many high-performance organizations remain passionate about Vilfredo Pareto, the incisive Italian engineer and economist. They continue to be inspired by his 80/20 principle, the idea that 80% of effects (sales, revenue, etc.) come from 20% of causes (products, employees, etc.). As machine learning and artificial intelligence transform analytics, I’m betting that next-generation algorithms will supercharge Pareto’s empirically provocative paradigm. Here are three important ways that AI and machine learning will redefine how organizations use the Pareto principle to digitally drive profitable innovation to levels beyond conventional analytics.

SMART PARETOS

First, greater volumes and variety of data guarantee that algorithms get the training they need to get smarter. Digital networks consequently become Pareto platforms that transform vital vectors of variables into new value.

Novel workplace analytics, for example, mean more organizations can better identify the 20% of employees contributing 80% of value to a product, process or user experience. Ongoing digitalization of business processes, platforms and customer experiences similarly invites creative Pareto perspectives: Which 20% of the platform upgrade creates 80% of its impact? Which 20% of customer experience evokes 80% of delight or distaste?

SUPER-PARETOS

Second, traditional distributions have disruptively changed. Pareto’s 80/20 insight has decayed into empirical anachronism. Analytically aggressive firms increasingly see Pareto proportions closer to 10/90, 5/50, 2/30 and 1/25. Depending on how rigorously the data is digitally sliced, diced, and defined, 1/50, 5/75 and, yes, 10/150 Paretos emerge. Pareto’s “vital few” becomes a “vital fewer.”

Clearly identifying and cosseting the “super-Paretos,” however, doesn’t go analytically far enough; market and market growth demand that those descriptive statistics lead to predictive and prescriptive statistics. In other words, turn those data sets into “training sets” for smart algorithms.

SUPRA-PARETOS

Third, as data become more granular and algorithms process complex patterns in smarter ways, Pareto portfolio management has changed. The analytically and operationally astute already manage Pareto portfolios — that is, a number of different Pareto insights across the entire enterprise. For them, KPI stands for “key Pareto information,” not just “key performance indicator.” If KPI dashboards don’t facilitate data-driven looks at key Pareto information, people are blind to future optimization and value-creation opportunities.

Increasingly, the surest way to revitalize a Pareto is to link it to another Pareto. As data-rich and algorithmically aware firms shift from individually managing a dozen key Pareto indicators to overseeing hundreds, even thousands, of enterprise KPIs, brave new Pareto ensembles will emerge. Which ensembles will offer the greatest insights and opportunities for new creation and capture?

Strategic plans and technology road maps need to be analytically informed by “Pareto pathways.” The ability to better predict tomorrow’s vital few, the opportunity to combine KPIs from across the enterprise, will become sources of not just greater efficiencies but also determinants of disruptive value creation.

The smarter your algorithms, the more they — and your organization — need to be learning from and with Pareto.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.