Las ventajas de ser el creativo de su oficina

El mundo contemporáneo de los negocios alaba a quienes son vistos como creativos. Sin embargo, a pesar de nuestros mejores esfuerzos por ser reconocidos como pensadores creativos, nuestras sugerencias en las reuniones son ignoradas y nuestras propuestas a los jefes son rechazadas.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

El mundo contemporáneo de los negocios alaba a quienes son vistos como creativos. Innovadores como Elon Musk y Steve Jobs se han convertido en nombres familiares. Sin embargo, en el caso de muchos de nosotros, a pesar de nuestros mejores esfuerzos por ser reconocidos como pensadores creativos, nuestras sugerencias en las reuniones son ignoradas y nuestras propuestas a los jefes son rechazadas.

Si sus colegas ya se han formado una opinión de usted como técnicamente competente, pero un poco cuadrado, requerirá mucho para cambiar su opinión y hacer que escuchen — una situación especialmente cierta para las mujeres que, sugiere la investigación, suelen ser injustamente percibidas como menos creativas que los hombres.

Antes de que pueda cambiar la opinión que tienen las personas de usted, necesita asegurarse de que empiecen a darse cuenta. No llegará lejos con sutilezas; algunas muestras creativas pueden ser fácilmente omitidas si las personas no están preparadas para ponerles atención. Como la psicóloga y autora Heidi Grant me dijo en una entrevista, necesita “bombardearlos con mucha evidencia que sugiera que la primera impresión que tuvieron de usted estaba equivocada.” Piense acerca de desarrollar una estrategia concertada para redefinirse usando los siguientes elementos.

Comience asociándose a sí mismo con el concepto de creatividad. Esté al tanto de noticias relacionadas con tendencias industriales o sociales y lea libros acerca del proceso de la creatividad. Conforme se sumerge en estos conceptos, se volverán parte del cómo piensa. Con el paso del tiempo, las personas comenzarán a darse cuenta de que está interesado en la creatividad, y sabe al respecto.

También puede entrenarse para pensar en forma más creativa, si está dispuesto a dedicar el esfuerzo. Después de todo, “creatividad” implica plantear algo novedoso y distintivo, lo que requiere práctica. El autor James Altucher sugiere disciplinarse a crear 10 ideas diarias, para mantener su cerebro en forma.

Para sentirse lo suficientemente abierto y confiado para innovar, necesita asegurarse de que no piensa demasiado sobre fracasos o dificultades pasadas. Más allá de ello, la investigación sugiere que el meditar puede ayudarlo a aprovechar nuevas perspectivas.

Una vez que ha desarrollado las ideas que cree que tienen potencial, no puede dejar que se sequen esperando a que las personas pidan escucharlas — no lo harán. Usted necesita compartir sus ideas. Si surgen en forma orgánica oportunidades para mostrar su interés en la innovación, asegúrese de ofrecerse como voluntario e invertirse en el proceso.

Además, recuerde: la parte oculta de la creatividad es la ejecución. Para sus mejores ideas, organice la evidencia y cree una propuesta respaldada en investigación y datos. Incluso si su jefe y colegas no la apoyan, tomarán nota de su iniciativa y dedicación para impulsar el concepto.

Tener una reputación de creatividad puede ser una gran ventaja en su carrera. Si siente que su potencial creativo está siendo omitido, vale el tiempo y esfuerzo el redefinirse. Al emplear estas estrategias, puede comenzar a reinventarse y cosechar los beneficios profesionales.

“ Además, recuerde: la parte oculta de la creatividad es la ejecución”.

“ Si siente que su potencial creativo está siendo omitido, vale el tiempo y esfuerzo el redefinirse”.

“ Al emplear estas estrategias, puede comenzar a reinventarse y cosechar los beneficios profesionales”.

Si sus colegas ya se han formado una opinión de usted como técnicamente competente, pero un poco cuadrado, requerirá mucho para cambiar su opinión, antes de que pueda cambiar la opinión que tienen las personas de usted, necesita asegurarse de que empiecen a darse cuenta.

  • Comience asociándose a sí mismo con el concepto de creatividad.
  • También puede entrenarse para pensar en forma más creativa, si está dispuesto a dedicar el esfuerzo.
  • Una vez que ha desarrollado las ideas que cree que tienen potencial, no puede dejar que se sequen esperando a que las personas pidan escucharlas — no lo harán.
  • Tener una reputación de creatividad puede ser una gran ventaja en su carrera.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Rebrand Yourself as Creative When You’re Not Perceived That Way.

The contemporary business world lauds those who are seen as creative. Innovators such as Elon Musk and Steve Jobs have become household names. Yet, for many of us, despite our best efforts to be recognized as creative thinkers, our suggestions in meetings are ignored and our pitches to bosses get rebuffed.

If your colleagues have already formed an opinion of you as technically competent but a little staid, it’s going to take a lot to change their minds and get them to listen — a situation that’s especially true for women, who, research suggests, are often unfairly viewed as less creative than men.

Before you can change people’s opinions of you, you need to ensure they start taking notice. You won’t get anywhere with subtlety; a few creative flourishes will be easily overlooked if people aren’t primed to search for them. As psychologist and author Heidi Grant told me in an interview, you need to “bombard them with a lot of evidence to suggest that their first impression of you was wrong.” Think about developing a concerted strategy to rebrand using the elements below.

Begin by associating yourself with the concept of creativity. Follow news developments related to industry or societal trends and read books about the process of creativity. As you steep yourself in these concepts, they’ll become a part of how you think. Over time, people will begin to notice that you’re interested in, and knowledgeable about, creativity.

You can also train yourself to think more creatively, if you’re willing to put in the effort. After all, “creativity” implies coming up with something novel and distinctive, which takes practice. Author James Altucher suggests disciplining yourself to come up with 10 ideas a day to keep your brain in shape.

In order to feel open and confident enough to innovate, you have to ensure you aren’t dwelling too much on past failures or setbacks. Beyond that, research suggests, meditation can help you tap into new insights.

Once you’ve developed ideas that you think have promise, you can’t let them languish by waiting until people ask to hear them — they won’t. You need to share your ideas. If opportunities to showcase your interest in innovation arise organically, be sure to volunteer and invest yourself in the process.

And remember: The hidden part of creativity is execution. For your best ideas, marshal the evidence and create a proposal backed by research and data. Even if your boss and colleagues don’t go for it, they’ll take note of your initiative and dedication to move the concept forward.

Having a reputation for creativity can be a major boon to your career. If you feel your creative potential is being overlooked, it’s worth the time and effort to rebrand yourself. By employing these strategies, you can begin to reinvent yourself and reap the professional benefits.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.