Por qué debemos de dejar de usar el Wi-Fi público

¿Cuál es la mejor forma de protegerse ante amenazas de Wi-Fi público? En este artículo le prestamos siete consejos de seguridad para mantener a los ojos curiosos fuera de sus dispositivos.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

En el ocupado mundo de la actualidad, la conveniencia parece pesar más que la consecuencia, especialmente en la forma que las personas usan sus dispositivos móviles. Emplear las redes públicas de Wi-Fi, por ejemplo, viene con serios riesgos de seguridad; sin embargo, las encuestas muestran que la abrumadora mayoría de las personas las usan de todos modos.

No es difícil entender que algunos momentos de conveniencia en línea no valen el riesgo de que su dinero o información financiera sean robados. Usted está jugando con el azar cada vez que se conecta a una red gratuita en una cafetería, lobby de hotel o sala de aeropuerto.

¿Piensa que el problema está siendo exagerado, o que el robo cibernético sólo le sucede las grandes corporaciones? Considere que más de la mitad de los adultos en los Estados Unidos tienen su información expuesta a los hackers cada año. Más aún, Verizon encontró que el 89% de todos los ataques cibernéticos involucran motivos financieros o de espionaje.

El método de ataque más común es conocido como “intermediario.” En esta simple técnica, el tráfico es interceptado al hacer que el dispositivo de la víctima piense que la máquina del hacker es el punto de acceso a Internet. Un método similar es conocido como “gemelo malvado”: usted se conecta al Wi-Fi gratuito en el cuarto de su hotel, pensando que está entrando a la red del hotel. Sin embargo, en algún lugar cercano un hacker está lanzando una señal de Wi-Fi más fuerte desde su laptop, engañándole para usarla al etiquetarla con el nombre del hotel. Al tratar de ahorrar algunos dólares, y reconocer el nombre del hotel, usted inocentemente se conecta a la red del hacker. Mientras usted hace su banca en línea, toda su actividad está siendo monitoreada por este extraño.

¿Cuál es la mejor forma de protegerse ante esta clase de amenazas con el Wi-Fi? Aunque la protección de antivirus y firewalls son métodos esenciales de ciber defensa, resultan inútiles en contra de hackers en redes de Wi-Fi no aseguradas. Considere los siguientes siete consejos de seguridad para mantener a los ojos curiosos fuera de sus dispositivos:

  • No use el Wi-Fi público para comprar en línea, ingresar a sus instituciones financieras o acceder a otros sitios sensibles -nunca.
  • Use una red privada virtual para crear una red-dentro-de-la-red, manteniendo encriptado todo lo que hace.
  • Implemente autenticación de dos factores al ingresar a sitios sensibles, de forma que incluso si individuos maliciosos tienen las contraseñas de su banco, redes sociales o correo electrónico, no sean capaces de ingresar.
  • Sólo visite sitios web con inscripción HTTPS cuando está en lugares públicos, en contraste con las menos protegidas direcciones HTTP.
  • Apague la opción de conectarse automáticamente al Wi-Fi en su teléfono, de forma que no busque automáticamente puntos de conexión.
  • Monitoree su conexión de Bluetooth cuando está lugares públicos, para asegurarse de que otros no estan interceptando su transferencia de información.
  • Compre un plan de datos ilimitados para su dispositivo y deje de usar el Wi-Fi público por completo.

Entre más se arriesgue conectándose a una red libre, será mayor la probabilidad de que sufra alguna clase de quiebre en su seguridad. Recuerde: ser víctima de los peligros del Wi-Fi público es una cuestión de cuándo sucederá.

“No es difícil entender que algunos momentos de conveniencia en línea no valen el riesgo de que su dinero o información financiera sean robados”.

“Mientras usted hace su banca en línea, toda su actividad está siendo monitoreada por este extraño”.

“Recuerde: ser víctima de los peligros del Wi-Fi público es una cuestión de cuándo sucederá”.

¿Cuál es la mejor forma de protegerse ante amenazas de Wi-Fi público? Aunque la protección de antivirus y firewalls son métodos esenciales de ciber defensa, resultan inútiles en contra de hackers en redes de Wi-Fi no aseguradas. Considere los siguientes siete consejos de seguridad para mantener a los ojos curiosos fuera de sus dispositivos:

  • No use el Wi-Fi público para comprar en línea, ingresar a sus instituciones financieras o acceder a otros sitios sensibles -nunca.
  • Use una red privada virtual para crear una red-dentro-de-la-red, manteniendo encriptado todo lo que hace.
  • Implemente autenticación de dos factores al ingresar a sitios sensibles, de forma que incluso si individuos maliciosos tienen las contraseñas de su banco, redes sociales o correo electrónico, no sean capaces de ingresar.
  • Sólo visite sitios web con inscripción HTTPS cuando está en lugares públicos, en contraste con las menos protegidas direcciones HTTP.
  • Apague la opción de conectarse automáticamente al Wi-Fi en su teléfono, de forma que no busque automáticamente puntos de conexión.
  • Monitoree su conexión de Bluetooth cuando está lugares públicos, para asegurarse de que otros no estan interceptando su transferencia de información.
  • Compre un plan de datos ilimitados para su dispositivo y deje de usar el Wi-Fi público por completo.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Por qué debemos de dejar de usar el Wi-Fi público

In today’s busy world, convenience seems to outweigh consequence, especially with how people use their mobile devices. Using free public Wi-Fi networks, for example, comes with a number of serious security risks, yet surveys show that the overwhelming majority of people use them anyway.

It isn’t hard to grasp that a few moments of online convenience aren’t worth the risk of having your money or financial information stolen. You’re rolling the dice every time you log on to a free network in a coffee shop, hotel lobby or airport lounge.

Think the problem is being exaggerated, or that cybertheft only happens to large corporations? Consider that over half the adults in the U.S. have their personal information exposed to hackers each year. Furthermore, Verizon found that 89% of all cyberattacks involve financial or espionage motives.

The most common method of attack is known as “man in the middle.” In this simple technique, traffic is intercepted by making the victim’s device think the hacker’s machine is the access point to the internet. A similar method is called “evil twin”: You log on to the free Wi-Fi in your hotel room, thinking you’re joining the hotel’s network. But somewhere nearby, a hacker is boosting a stronger Wi-Fi signal from his laptop, tricking you into using it by labeling it with the hotel’s name. Trying to save a few bucks, and recognizing the name of the hotel, you innocently connect to the hacker’s network. As you do your online banking, all your activity is being monitored by this stranger.

What is the best way to protect yourself against these kinds of Wi-Fi threats? Although anti-virus protection and firewalls are essential methods of cyberdefense, they are useless against hackers on unsecured Wi-Fi networks. Consider the following seven security tips to keep prying eyes out of your devices:

— Don’t use public Wi-Fi to shop online, log in to your financial institution or access other sensitive sites — ever.

— Use a virtual private network to create a network-within-a-network, keeping everything you do encrypted.

— Implement two-factor authentication when logging into sensitive sites, so even if malicious individuals have the passwords to your bank, social media or email, they won’t be able to log in.

— Only visit websites with HTTPS encryption when in public places, as opposed to less-protected HTTP addresses.

— Turn off the automatic Wi-Fi connectivity feature on your phone, so it won’t automatically seek out hot spots.

— Monitor your Bluetooth connection when in public places to ensure that others are not intercepting your transfer of data.

— Buy an unlimited data plan for your device and stop using public Wi-Fi altogether.

The more you take your chances with a free network connection, the greater the likelihood that you will suffer some type of security breach. Remember: Falling victim to public Wi-Fi’s dangers is a question of when, not if.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print