Un repaso sobre el Discovery-Driven Planning (planeación a base de descubrimientos).

La Discovery-driven planning es una técnica que puede usar cualquier directivo cuando desarrolla y lanza un nuevo proyecto. Ofrece una forma de menor riesgo para impulsar a un producto de cara a “lo que es desconocido, incierto y todavía no evidente para la competencia” de forma que las firmas puedan “aprender tanto como sea posible al menor costo” mientras persiguen nuevas empresas.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Usted está trabajando en un nuevo proyecto, y sabe que debe crear un plan para ejecutarlo. Por lo tanto, observa los proyectos previos, reúne y analiza la información relevante del mercado, decide qué recursos necesitará y define parteaguas para alcanzar sus objetivos, ¿Cierto? No tan rápido. Ese proceso quizá funcione para líneas de negocio convencionales o ya en marcha, pero las nuevas empresas requieren una serie distinta de herramientas de planeación y control. Ahí es donde entra el proceso del discovery-driven planning (planeación a base de descubrimientos).

Hablé con Rita McGrath, profesora en la Columbia Business School, quien, junto con Ian MacMillan, desarrolló esta clásica metodología para planear la innovación. La planeación a base de descubrimientos se ha convertido en una técnica indispensable para aquellos que dirigen la innovación.

La Discovery-driven planning es una técnica que puede usar cualquier directivo cuando desarrolla y lanza un nuevo proyecto. Ofrece una forma de menor riesgo para impulsar a un producto de cara a “lo que es desconocido, incierto y todavía no evidente para la competencia” de forma que las firmas puedan “aprender tanto como sea posible al menor costo” mientras persiguen nuevas empresas.

Al final del día, la planeación a base de descubrimientos es una serie de disciplinas y herramientas que incluye los siguientes cinco pasos.

  • PASO 1. DEFINA EL ÉXITO: Antes de lanzar la empresa, comience creando un “estado de resultados inverso” para el proyecto. En lugar de estimar los ingresos de la empresa y asumir que llegarán las ganancias, usted determina el margen de ganancia necesario, que debería ser al menos de 10% y a continuación calcula a cuánto ascienden los ingresos necesarios para obtener esa ganancia.
  • PASO 2: HAGA BENCHMARKING: El siguiente paso es “descubrir qué tan realista es su estado de resultados inverso,” dice McGrath. Aquí usted “compara las mediciones clave de ingresos y costos en su negocio, con respecto a las firmas que ofrezcan los productos más comparables.” Esto le ayudará a evaluar rápidamente si está siendo realista.
  • PASO 3: DEFINA LOS REQUISITOS OPERACIONALES: A continuación, dice McGrath “debe pensar en forma muy crítica acerca de lo que debe cumplirse” para alcanzar las metas de ganancia. Defina todas las actividades necesarias para producir, vender y entregar el nuevo producto o servicio a los clientes.
  • PASO 4: CONJETURAS DOCUMENTALES: Basar la decisión en grandes suposiciones es una “enorme desventaja de aprendizaje” para la mayoría de las empresas. Para evitar caer en esa trampa, reúna a todos los que estén trabajando en el proyecto y enliste todas las suposiciones que respaldan sus cálculos de ganancia, ingreso y costo permisible. Identificar en ese punto una suposición que resulte ser falsa puede ahorrarle mucho dolor (y dinero) más adelante.
  • PASO 5: PLANEE HASTA PUNTOS CLAVE: “Planee sólo hasta donde tenga conocimiento,” dice McGrath. Identifique una serie de puntos de control en los que determinará si sus suposiciones siguen siendo ciertas o necesitan redefinirse.

La planeación a base de descubrimientos podría ser incluso más relevante ahora que hace 20 años. La próxima vez que inicie una nueva empresa, canalice las técnicas de la planeación a base de descubrimientos, para asegurarse de que está dirigiendo para el futuro y no para el pasado.

“Usted está trabajando en un nuevo proyecto, y sabe que debe crear un plan para ejecutarlo”.

“La planeación a base de descubrimientos se ha convertido en una técnica indispensable para aquellos que dirigen la innovación”.

“La Discovery-driven planning es una técnica que puede usar cualquier directivo cuando desarrolla y lanza un nuevo proyecto”.

La planeación a base de descubrimientos es una serie de disciplinas y herramientas que incluye los siguientes cinco pasos.

  • PASO 1. DEFINA EL ÉXITO: Antes de lanzar la empresa, comience creando un “estado de resultados inverso” para el proyecto.
  • PASO 2: HAGA BENCHMARKING: El siguiente paso es “descubrir qué tan realista es su estado de resultados inverso,” dice McGrath.
  • PASO 3: DEFINA LOS REQUISITOS OPERACIONALES: Defina todas las actividades necesarias para producir, vender y entregar el nuevo producto o servicio a los clientes.
  • PASO 4: CONJETURAS DOCUMENTALES: Basar la decisión en grandes suposiciones es una “enorme desventaja de aprendizaje” para la mayoría de las empresas.
  • PASO 5: PLANEE HASTA PUNTOS CLAVE: Identifique una serie de puntos de control en los que determinará si sus suposiciones siguen siendo ciertas o necesitan redefinirse.

La próxima vez que inicie una nueva empresa, canalice las técnicas de la planeación a base de descubrimientos, para asegurarse de que está dirigiendo para el futuro y no para el pasado.

© 2017 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

A Refresher on Discovery-Driven Planning

You’re working on a new venture, and you know you must create a plan to execute it. So you look at past projects, gather and analyze relevant market data, decide what resources you’ll need, and set milestones to reach your targets. Right? Not so fast. That process might work for conventional or ongoing business lines, but new ventures require a different set of planning and control tools. That’s where the discovery-driven planning process comes in.

I talked with Rita McGrath, a professor at Columbia Business School, who together with Ian MacMillan developed this classic methodology for planning innovation. Discovery-driven planning has become a go-to technique for those who manage innovation.

Discovery-driven planning is a technique that any manager can use when developing and launching a new venture. It offers a lower-risk way to move a product forward in the face of “what is unknown, uncertain and not yet obvious to the competition” so that firms can “learn as much as possible as cheaply as possible” while pursuing new ventures.

Ultimately, discovery-driven planning is a set of disciplines and tools that includes the following five steps.

STEP 1. DEFINE SUCCESS: Before the venture is launched, start by creating a “reverse income statement” for the project. Instead of estimating the venture’s revenues and assuming profits will come, you determine the profit margin required, which should be at least 10%. You then calculate the revenues needed to deliver that profit.

STEP 2: DO BENCHMARKING: The next step is to “figure out how realistic your reverse income statement is,” says McGrath. Here you “benchmark the key revenue and cost metrics in your business against the market and against firms offering the most-comparable products.” This will help you quickly assess whether you’re being realistic.

STEP 3: DEFINE OPERATIONAL REQUIREMENTS: Next, McGrath says, “you have to think very critically about what has to be true” to realize the profit goals. Lay out all the activities required to produce, sell and deliver the new product or service to customers.

STEP 4: DOCUMENT ASSUMPTIONS: Basing decisions on big assumptions is a “huge learning disability” for most companies. To avoid falling into this trap, get everyone together who is working on the venture and list all of the assumptions behind your profit, revenue and allowable costs calculations. Identifying an assumption now that turns out to be false can save you a lot of pain (and money) later on.

STEP 5: PLAN TO KEY CHECKPOINTS: “Plan only as far out as you have knowledge,” McGrath says. Identify a series of checkpoints at which you’ll determine whether your assumptions are holding true or need to be redefined.

Discovery-driven planning may be even more relevant now than it was 20 years ago. Next time you’re starting a new venture, channel the techniques from discovery-driven planning to make sure you’re managing for the future, not the past.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.