Cuándo debería renunciar a su trabajo sin tener otro preparado

Las personas odian renunciar sin tener otro trabajo preparado, pero hay veces en las que es muy importante el simplemente dejarlo ir. Hay dos momentos en que debería considerar renunciar incluso si no tiene un nuevo trabajo listo, descúbralos aquí.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Las personas odian renunciar sin tener otro trabajo preparado, pero hay veces en las que es muy importante el simplemente dejarlo ir.

Hay dos momentos en que debería considerar renunciar incluso si no tiene un nuevo trabajo listo:

  • Cuando cree que algo ilegal o no ético está sucediendo en el trabajo, y le preocupa que ello se refleje mal en usted.
  • Cuando su empleo actual está afectando negativamente su salud y su vida fuera del trabajo
    Beth (no es su nombre real) comenzó una compañía con dos amigos de la escuela de negocios.

Cuando se enteró de que sus socios podrían estar engañando a los clientes, se dio cuenta de que era momento de salir de la firma. Quedarse en la compañía no era una opción cuando su reputación estaba en juego.

Puso en marcha un buen plan. Contrató un abogado para ayudarla a entender sus obligaciones, definió una fecha para renunciar y escribió una carta de renuncia que incluía una razón cuidadosamente pensada para renunciar.

Después, Beth aseguró sus referencias, todas las cuales substanciaron su razón para irse. No compartió con quienes la recomendaron sus sospechas respecto a sus socios, porque dichas sospechas no habían sido probadas. Salió con su reputación intacta y encontró otro trabajo en un lapso de cuatro meses.

Paul (no es su nombre real) era vicepresidente en una compañía que pasó por una fusión difícil. Después de la fusión simplemente parecía no poder satisfacer a los nuevos directivos. El trabajo le estaba pesando: subió 30 libras de peso y se sentía enfermo cada mañana al ir a trabajar.

Paul sabía que tenía que dejar el trabajo, así que desarrolló su plan y comenzó a reunir sus recomendaciones, principalmente de los directivos previos a la fusión. Definió una fecha para renunciar y preparó una carta de renuncia que no mencionaba nada acerca de su salud. En ella, le agradeció a sus jefes por mantenerlo a lo largo de la fusión y los halagó, diciendo además que quería redirigir su carrera hacia las ventas y el marketing. Su plan funcionó, y pronto pudo encontrar un nuevo trabajo.

Si usted decide renunciar a su trabajo sin tener otro ya preparado, siga estos pasos:

  1. Haga un plan de cómo va a renunciar, ante quién y cuándo exactamente. Póngalo en su calendario. ¿A quién más necesita avisarle tan pronto haya renunciado? Añádalo a su plan.
  2. Encuentre tres buenas referencias de su trabajo. Al menos una referencia debería ser de su actual empleador. Si prefiere no pedírselo a su jefe, pruebe con un colega, subordinado directo o cliente.
  3. Escriba una corta carta de renuncia. Debería incluir un halago a su empleador actual y una nueva dirección que sea creíble. Incluso si planea renunciar en persona, lleve la carta a la reunión y entréguesela a la persona ante quien está renunciando. Asegúrese de no culpar a nadie -ni siquiera a usted. Ello pudiera ser contraproducente
  4. Siga adelante. El día después de su renuncia es el primer día del resto de su carrera.

“Quedarse en la compañía no era una opción cuando su reputación estaba en juego”.

“Salió con su reputación intacta y encontró otro trabajo en un lapso de cuatro meses”.

“El trabajo le estaba pesando: subió 30 libras de peso y se sentía enfermo cada mañana al ir a trabajar”.

Hay dos momentos en que debería considerar renunciar incluso si no tiene un nuevo trabajo listo:

  • Cuando cree que algo ilegal o no ético está sucediendo en el trabajo, y le preocupa que ello se refleje mal en usted;
  • Cuando su empleo actual está afectando negativamente su salud y su vida fuera del trabajo

Si usted decide renunciar a su trabajo sin tener otro ya preparado, siga estos pasos:

  1. Haga un plan de cómo va a renunciar, ante quién y cuándo exactamente.
  2. Encuentre tres buenas referencias de su trabajo.
  3. Escriba una corta carta de renuncia.
  4. Siga adelante.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

When You Should Quit Your Job Without Having Another One Lined Up

People hate to resign without another job lined up, but there are times when it is very important to just let go.

There are two times when you should consider resigning even if you don’t have another job lined up:

— When you believe something illegal or unethical is going on at work and you are concerned it will reflect badly on you;

— When your current job is negatively affecting your health and your life outside of work.

Beth (not her real name) started a company with two business school friends. When she learned that her partners might be cheating their clients, she realized it was time to extricate herself from the firm. Staying with the company was not an option when her reputation was at stake.

She put a good plan in place. She hired an attorney to help her understand her obligations, set a date to resign and wrote a resignation letter which included a careful reason for resigning.

Beth then secured her references, all of whom substantiated her reason for leaving. She didn’t share her suspicions about her partners with any of her references, because her suspicions had not been proven. She got out with her reputation intact and found another job within four months.

Paul (not his real name) was a vice president in a company that underwent a difficult merger. After the merger he just couldn’t seem to do anything to please the new management. The job took a toll on him: He gained 30 pounds and felt sick every morning going to work.

Paul knew he had to leave the job, so he put together his plan and started collecting his references, mostly from management before the merger. He set a date to resign and prepared a resignation letter that said nothing about his health. In it he thanked his bosses for keeping him on through the merger and complimented them, saying that he wanted to redirect his career more toward sales and marketing. His plan worked, and he was able to soon find a new job.

If you choose to quit your job without another one lined up, follow these steps:

1. Make a plan for how you are going to resign, to whom and when exactly. Put it on your calendar. Who else needs to be told as soon as you have resigned? Add that to your plan.

2. Find three good references for your work. At least one reference should be from your current employer. If you’d rather not ask your boss, try a colleague, direct report or client.

3. Write a short resignation letter. It should include a compliment for your current employer and a credible new direction. Even if you plan to resign in person, take the letter to the meeting and give it to the person you are resigning to. Be sure not to blame anybody — even yourself. It could come back to haunt you.

4. Follow through. The day after you resign is the first day of the rest of your career.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.