¿Debería unirse a la empresa de la familia?

Cuando se trata de decidir unirse al negocio de la familia, la elección es complicada: el trabajo es tanto un contrato social tácito como uno de empleo — y las consecuencias pueden ser mucho más profundas. Si está considerando unirse al negocio de la familia, necesita hacer dos series de preguntas. Aquí se las presentamos.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

La decisión de aceptar cualquier oferta de trabajo a tiempo completo puede ser estresante. Sin embargo, cuando se trata de decidir unirse al negocio de la familia, la elección se vuelve mucho más complicada: el trabajo es tanto un contrato social tácito como uno de empleo — y las consecuencias pueden ser mucho más profundas.

A menudo, las personas que analizan unirse a la empresa familiar tienen miedo de aparecer como mal agradecidas o arrogantes, así que no hacen preguntas necesarias. Simplemente asumen que el deseo de sus padres para que se unan a la compañía significa que tendrán una carrera satisfactoria. Sin embargo, no siempre sucede así.

Si está considerando unirse al negocio de la familia, necesita hacer dos series de preguntas. Las primeras tres debería dirigirlas a usted mismo; las segundas tres al líder de la empresa familiar.

Preguntas para plantearse usted mismo:

¿Qué lo está motivando a unirse a la empresa familiar? Su respuesta podría ir desde “papá espera que lo haga” hasta “es mi mejor oportunidad para llegar a la cima”. No hay una motivación que sea la única correcta; lo importante es que articule sus razones — y se asegure de que sean suficientemente buenas como para darle una base a su decisión.

¿Son lo suficientemente sanas las relaciones personales entre los líderes de la familia? Los propietarios familiares no siempre necesitan estar en los mejores términos entre sí, pero necesitan tomar buenas decisiones. ¿Hay evidencia de que los miembros de su familia serán transparentes y constructivos con usted?

¿Estoy de acuerdo con estar constantemente bajo la luz? Las barreras normales entre su vida personal y laboral se volverán borrosas, y el escrutinio respecto a qué tan bien le va en ambas arenas será intenso. ¿Puede vivir con eso?

Preguntas para plantearle al líder de su negocio familiar:

¿Cómo ven el camino de mi carrera? Usted necesita entender cómo se desarrollará su carrera en el negocio familiar. Pregunte: ¿qué han pensado respecto a cómo creceré en la empresa? ¿Quién me evaluará? ¿Cómo sabré si estoy teniendo éxito?

¿Hay algún camino para volverse propietario? Necesita preguntar en dónde entra usted dentro de la estructura de propiedad del negocio. Pregunte: ¿quién es el propietario actual de la empresa? ¿Cuáles son los planes, si es que existen, para transferir la propiedad a la siguiente generación? ¿Están considerando añadir algún propietario que no sea de la familia?

¿Cuál es su visión para la compañía? Es esencial que usted comprenda, e idealmente comparta, los planes de los líderes actuales para el negocio. Pregunte: ¿cómo visualizan que la empresa se vea en 20 años? ¿Quieren hacerla crecer, aprovecharla para obtener dinero o algo intermedio?

No hay respuestas mágicas para estas preguntas, pero en conjunto pueden brindar la base para una discusión saludable con los liderazgos actuales del negocio. Usted tiene derecho a conocer la estructura, reglas y procesos que le permitirán ser exitoso en la firma familiar — antes de unirse.

“Los propietarios familiares no siempre necesitan estar en los mejores términos entre sí, pero necesitan tomar buenas decisiones”.

“Las barreras normales entre su vida personal y laboral se volverán borrosas, y el escrutinio respecto a qué tan bien le va en ambas arenas será intenso”.

“Usted tiene derecho a conocer la estructura, reglas y procesos que le permitirán ser exitoso en la firma familiar — antes de unirse”.

Cuando se trata de decidir unirse al negocio de la familia, la elección es complicada: el trabajo es tanto un contrato social tácito como uno de empleo — y las consecuencias pueden ser mucho más profundas. A menudo, las personas que analizan unirse a la empresa familiar tienen miedo de aparecer como mal agradecidas o arrogantes, así que no hacen preguntas necesarias. Si está considerando unirse al negocio de la familia, necesita hacer dos series de preguntas. Las primeras tres debería dirigirlas a usted mismo; las segundas tres al líder de la empresa familiar.

Preguntas para plantearse usted mismo:

  • ¿Qué lo está motivando a unirse a la empresa familiar?
  • ¿Son lo suficientemente sanas las relaciones personales entre los líderes de la familia?
  • ¿Estoy de acuerdo con estar constantemente bajo la luz?

Preguntas para plantearle al líder de su negocio familiar:

  • ¿Cómo ven el camino de mi carrera?
  • ¿Hay algún camino para volverse propietario?
  • ¿Cuál es su visión para la compañía?

Usted tiene derecho a conocer la estructura, reglas y procesos que le permitirán ser exitoso en la firma familiar — antes de unirse.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Should You Join the Family Business?

The decision to accept any full-time job offer can be stressful. But when it comes to deciding whether to join the family business, the choice is much more complicated: The job is as much an unspoken social contract as an employment one — and the consequences can be far more profound.

Often, people considering joining the family firm are afraid to appear either ungrateful or entitled, so they don’t ask important questions. They just assume that their parent’s desire to have them join the company means that they will have a fulfilling career. But that is not always how things play out.

If you’re considering joining the family business, you need to ask two sets of questions. The first three questions should be directed at yourself; the second three should be directed at your family business leader.

QUESTIONS TO ASK YOURSELF:

— What is motivating you to join the family firm? Your answer could range from “Dad expects me to” to “It’s my best shot at the top.” There is no one right motivation; what’s important is that you articulate your reasons — and make sure they are good enough to provide a foundation for your decision.

— Are the personal relationships among family leaders healthy enough? Family owners don’t always need to be on the best of terms with each other, but they do need to make good decisions. Is there evidence that your family members will be transparent and constructive with you?

— Am I OK with being constantly in the spotlight? The standard barriers between your work and personal lives will be blurred, and the scrutiny on how well you are doing in both arenas will be intense. Can you live with this?

 

QUESTIONS TO ASK YOUR FAMILY BUSINESS LEADER:

— How do you see my career path? You need to understand how your career will develop in the family business. Ask: What thought have you given to how I will grow in the business? Who will evaluate me? How will I know I’m succeeding?

— Is there a path to ownership? You need to ask where you fit into the business’s ownership structure. Ask: Who owns the business now? What are the plans, if any, to pass ownership to the next generation? Are you considering adding any nonfamily owners?

— What is your vision for the company? It’s essential that you understand, and ideally share, the current leadership’s plans for the business. Ask: What do you envision the business will look like in 20 years? Do you want to grow it, milk it for cash or something in between?

There are no magic answers to these questions, but together they can provide the foundation for a healthy discussion with the business’s current leadership. You are entitled to know the structure, rules and processes that will enable you to be successful in the family firm — before you join.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print