3 formas en que los emprendedores sociales pueden resolver su problema con el talento

texto alt

El impacto de los “emprendedores sociales” -individuos que despliegan innovación y las fuerzas del mercado para atender necesidades sociales- está creciendo. He aquí tres cosas que pueden hacer ahora, por sí mismos, para mejorar.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

El impacto de los “emprendedores sociales” -individuos que despliegan innovación y las fuerzas del mercado para atender necesidades sociales- está creciendo. Ya sea que lleve electricidad a Nigeria, banca móvil a Bangladesh, servicios médicos de bajo costo a Nepal o mejores almuerzos escolares a las cafeterías norteamericanas, el sector privado es una gran parte de la acción.

Que los emprendedores sociales pueden hacer una diferencia no está en duda. Sin embargo, hay mucho potencial que todavía queda por aprovechar. ¿que necesitan estas empresas para aumentar su escala? ¿cómo pueden hacerlo?

En una encuesta reciente con 628 emprendedores sociales de todo el mundo, los emprendedores reportaron que la barrera más importante para el crecimiento es – ¡Sorpresa!- el dinero. Casi la mitad (48%) dijeron que obtener recursos era “muy” o “extremadamente” desafiante, incluso aunque la industria de las inversiones de impacto continúa creciendo.

El segundo problema más importante, encontrar y mantener personas talentosas (36%), se vuelve crucial conforme los emprendedores aseguran algo de financiamiento. Tres cuartas partes de las compañías que cuentan con financiamiento y están en las etapas iniciales, consideran que la incapacidad de acceder al talento que necesitan tendrá un impacto muy importante en sus negocios. Además, a diferencia de otros desafíos que enfrentan (como las inversiones, logística, o el cumplimiento de regulaciones), la brecha de talento es el único problema que se vuelve más difícil conforme las empresas sociales aumentan de tamaño.

Sin embargo, los emprendedores tienen más control en esta área. He aquí tres cosas que pueden hacer ahora, por sí mismos, para mejorar.

  • Saber que el financiamiento por sí solo no va a resolver el problema de reclutamiento: el talento es escaso, y por lo tanto costoso. Incluso cuando están financiados, los emprendedores sociales no pueden competir cara a cara con las grandes compañías. En lugar de ello, deben desarrollar sus propias fortalezas, planteándole a los candidatos una completa propuesta de valor para los empleados — especialmente la misión y visión de la organización.
  • Hacer del talento una alta prioridad estratégica que es buscada constantemente: del mismo modo en que los emprendedores de todo tipo necesitan anticipar las tendencias de consumo y desarrollo de productos, también necesitan mantenerse adelante de sus necesidades de contratación. Los CEO’s de empresas sociales necesitan actuar como reclutadores en jefe y no delegar las contrataciones, particularmente para las posiciones más elevadas. Ellos son los mejor equipados para encontrar a las personas correctas, que traduzcan su visión a una organización exitosa.
  • No sólo retenga empleados – desarrolle líderes: convertir una empresa en un motor para el desarrollo del talento es crítico para mantener los talentos y cubrir los roles de liderazgo de alto nivel. Si una empresa demuestra ser buena para desarrollar líderes desde adentro, las personas talentosas querrán permanecer. El entrenamiento y el desarrollo de habilidades también resuelven otro problema. Las posiciones de nivel medio y bajo son más fáciles de llenar, y al desarrollar a estas personas para puestos de más alto nivel, puede ayudar a prevenir futuros dolores de cabeza en cuanto a las contrataciones.

Aunque el dinero importa -mucho y siempre- la investigación sugiere que el elemento humano importa más. Si los emprendedores pueden anticipar los desafíos de talento, incluso mientras trabajan para asegurar el financiamiento, pueden mantenerse adelantados a un difícil problema que surgirá rápidamente mientras se preparan para escalar.

“Que los emprendedores sociales pueden hacer una diferencia no está en duda. Sin embargo, hay mucho potencial que todavía queda por aprovechar”.

“A diferencia de otros desafíos que, la brecha de talento es el único problema que se vuelve más difícil conforme las empresas sociales aumentan de tamaño”.

“Si los emprendedores pueden anticipar los desafíos de talento, pueden mantenerse adelantados a un difícil problema que surgirá rápidamente mientras se preparan para escalar”.

El impacto de los “emprendedores sociales” -individuos que despliegan innovación y las fuerzas del mercado para atender necesidades sociales- está creciendo.

Que los emprendedores sociales pueden hacer una diferencia no está en duda. Sin embargo, hay mucho potencial que todavía queda por aprovechar. ¿que necesitan estas empresas para aumentar su escala? ¿cómo pueden hacerlo?

Los emprendedores reportaron que la barrera más importante para el crecimiento es – ¡Sorpresa!- el dinero. El segundo problema más importante, encontrar y mantener personas talentosas.

Sin embargo, los emprendedores tienen más control en esta área. He aquí tres cosas que pueden hacer ahora, por sí mismos, para mejorar.

  • Saber que el financiamiento por sí solo no va a resolver el problema de reclutamiento
  • Hacer del talento una alta prioridad estratégica que es buscada constantemente
  • No sólo retenga empleados – desarrolle líderes

Aunque el dinero importa -mucho y siempre- la investigación sugiere que el elemento humano importa más.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

Cómo ayudar a que su jefe brille frente a sus jefes

E-Book: 10 artículos esenciales para mejorar la relación jefe-subordinado

Kit: Herramientas para construir tu carrera Vol. 3


3 Ways Social Entrepreneurs Can Solve Their Talent Problem

The impact of “social entrepreneurs” — individuals who deploy innovation and market forces to fill social needs — is growing. Whether bringing electricity to Nigeria, mobile banking to Bangladesh, low-cost health care to Nepal or better school lunches to American cafeterias, the private sector is a big part of the action.

That social entrepreneurs can make a difference is not in question. But there is plenty of potential left to unlock. What do these enterprises need to scale up? And how can they do it?

In a recent survey of 628 social entrepreneurs from all over the world, the entrepreneurs reported that the most important barrier to growth is — surprise! — money. Almost half (48%) said raising funds was “very” or “extremely” challenging, even as the impact investing industry continues to grow.

The second most important problem, finding and keeping talented people (36%), becomes crucial as entrepreneurs secure some funding. Three-quarters of funded, early-stage companies believe the inability to access the talent they need will have a critical impact on their businesses. And unlike other challenges they face (such as funding, logistics, or regulatory compliance), the talent gap is the only problem that gets tougher as social enterprises scale.

But entrepreneurs have more control in this area. Here are three things they can do now, by themselves, to do better.

• Know that funding alone is not going to solve the recruiting problem: Talent is scarce and therefore expensive. Even when funded, social entrepreneurs cannot compete head to head with big companies. Instead, they have to build on their own strengths, selling candidates on the complete employee value proposition — especially the mission and vision for the organization.

• Make talent a top strategic priority that is pursued constantly: Just as entrepreneurs of all kinds need to anticipate consumer trends and product development, they also need to stay ahead of their hiring needs. CEOs of social enterprises need to act as chief recruiting officers and not delegate hiring, particularly for top positions. They are best equipped to find the right people to translate their vision into a successful organization.

• Don’t just retain employees — grow leaders: Turning an enterprise into a talent development engine is critical to retaining talent and filling senior leadership roles. If an enterprise proves itself to be good at growing leaders from within, talented people will want to stay. Training and skill development solves another problem too. Entry-level and midlevel positions are easier to fill, and grooming these people for senior positions can help avoid future hiring headaches.

While money matters — a lot, and always — the research suggests that the human element matters more. If entrepreneurs can anticipate the talent challenge, even as they work to secure funding, they can stay ahead of a difficult problem that will come up quickly as they prepare to scale.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.