Cómo entrar en la lista de finalistas para la C-Suite

La literatura gerencial está repleta de consejos sobre cómo convertirse en jefe y en un buen líder. Este artículo de Cassandra Frangos presenta algunos puntos fundamentales que se han identificado para estar en la cima de la lista.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descargar Contenido

La pregunta laboral que escucho más a menudo de parte de los líderes de alto nivel en ascenso es esta: “¿cómo llego a la lista de finalistas para la C-suite (el nivel de los directivos en jefe)?”

La literatura gerencial está repleta de consejos sobre cómo convertirse en jefe. Tras haber jugado un rol en muchas sucesiones a nivel de la C-suite, he descubierto que no hay un enfoque unitalla. Dicho esto, he identificado algunas cosas fundamentales en la cima de la lista.

  • Momento oportuno: Sepa cuánto tiempo estará en la fila, y dé pasos para ponerse en el lugar correcto y el momento apropiado. Decida cuánto está dispuesto a esperar, y entienda el calendario de la sucesión. Si espera acceder a la C-suite y no hay algún espacio que se abra en su rango de tiempo, podría ser una señal para buscar en otro lado.
  • Experiencia: Necesita ir más allá de su rol funcional y obtener una experiencia más amplia en estrategia y operaciones. Rotar a lo largo de la organización le da un equilibrio de experiencia.
  • Impacto: La competencia por los principales puestos es intensa. Llegar a la lista corta para la C-suite requiere tener un impacto demostrable en toda la compañía. Hay incontables formas en las que he visto a los ejecutivos elevar su perfil, pero todas ellas caen en tres categorías.

Los disruptores agitan las cosas y ponen ligeramente incómodas a las personas, para desatorar la organización e impulsar el cambio. He observado ejecutivos que desbloquean nuevas formas de hacer negocios y como resultado saltaron niveles hasta un rol en la C-suite.

Los líderes de cambio radical recogen las piezas y corrigen las cosas cuando un negocio o función no se está desempeñando bien. Estos reparadores suelen ser considerados en la lista para la C-suite por su talento para resolver problemas y trabajar en medio de la ambigüedad.

Los estabilizadores entienden qué preservar en el negocio y pueden darle la atención y alimentación que requiere.

Sin importar los puntos específicos de cómo destaque usted, demuestra que puede obtener resultados en entornos de alto riesgo.

  • Cultura: Incluso si tiene éxito en sus roles funcionales o empresariales durante un largo periodo, no llegará al equipo principal a menos que tenga el ajuste cultural correcto. Lo mejor es que usted analice este elemento desde el inicio y desarrolle la planeación de su carrera de acuerdo con ello.
  • Amplio respaldo: Los promotores formales en la C-suite y los patrocinadores de alto nivel son cruciales, por supuesto. Sin embargo, para llegar a la C-suite usted necesita múltiples promotores y aliados en todos los niveles de la organización.
  • Química con el ceo: Su promotor o apoyo más importante, por supuesto, es el CEO, o a quien sea que usted le reporte. ¿La mejor forma de ganarse a estos y otros tomadores de decisiones al más alto nivel? Lleve a la C-suite experiencias personales que complementen y completen al resto del equipo principal.

Finalmente, mencione su ambición. Si no toma un riesgo al dar a conocer su objetivo, nadie más lo hará. Si obtiene el compromiso de los líderes clave para ayudarlo a obtener la experiencia necesaria o poner en marcha un plan de desarrollo, quizá esté en camino.

“He observado ejecutivos que desbloquean nuevas formas de hacer negocios y como resultado saltaron niveles hasta un rol en la C-suite”.

“Sin importar los puntos específicos de cómo destaque usted, demuestra que puede obtener resultados en entornos de alto riesgo”.

“Si obtiene el compromiso de los líderes clave para ayudarlo a obtener la experiencia necesaria o poner en marcha un plan de desarrollo, quizá esté en camino”.

Tras haber jugado un rol en muchas sucesiones a nivel de la C-suite, he descubierto que no hay un enfoque unitalla. Dicho esto, he identificado algunas cosas fundamentales en la cima de la lista.

  • Momento oportuno: Sepa cuánto tiempo estará en la fila, y dé pasos para ponerse en el lugar correcto y el momento apropiado.
  • Experiencia: Necesita ir más allá de su rol funcional y obtener una experiencia más amplia en estrategia y operaciones. Rotar a lo largo de la organización le da un equilibrio de experiencia.
  • Impacto: La competencia por los principales puestos es intensa. Llegar a la lista corta para la C-suite requiere tener un impacto demostrable en toda la compañía.
  • Cultura: Lo mejor es que usted analice este elemento desde el inicio y desarrolle la planeación de su carrera de acuerdo con ello.
  • Amplio respaldo: Para llegar a la C-suite usted necesita múltiples promotores y aliados en todos los niveles de la organización.
  • Química con el ceo: Lleve a la C-suite experiencias personales que complementen y completen al resto del equipo principal.

Finalmente, mencione su ambición. Si no toma un riesgo al dar a conocer su objetivo, nadie más lo hará.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Get on the Shortlist for the C-Suite

The career question I hear most often from rising senior leaders is this: “How do I get on the C-suite shortlist?”

The management literature is overflowing with advice on becoming the boss. Having played a role in many C-suite successions, I’ve found there’s no one-size-fits-all approach. That said, I’ve identified a few fundamentals that top the list.

— TIMING: Know how long you’ll be in line, and take steps to put yourself in the right place at the right time. Decide how long you are willing to wait, and understand the succession timeline. If you are a C-suite hopeful and there’s no spot opening up in your time frame, it may be a signal to look elsewhere.

— EXPERIENCE: You need to go beyond your functional role and get broader experience in strategy and operations. Rotating around the organization gives you a balance of experience.

— IMPACT: Competition for top slots is intense. Getting on the C-suite shortlist requires having a demonstrable impact on the entire company. There are countless ways I’ve seen executives raise their profile, but they fall into three categories.

Disrupters shake things up and make people a little uncomfortable to get an organization unstuck and drive change. I’ve witnessed executives who’ve unlocked new ways of doing business and leaped levels into a C-suite role as a result.

Turnaround leaders pick up the pieces and make things right when a business or function is failing to perform. These fixers are often shortlisted for the C-suite because of their talent for problem-solving and working through ambiguity.

Stabilizers understand what to preserve in the business and can give it the care and feeding it needs.

No matter the specifics of how you stand out, demonstrate that you can get results in high-stakes environments.

— CULTURE: Even if you succeed in your functional or business roles over a long period, you won’t make it to the top team unless the cultural fit is right. It’s better for you to size up this element early and engage in career planning accordingly.

— BROAD SUPPORT: Formal C-suite advocates and senior sponsors are crucial, of course. But you need multiple advocates and allies at all levels of an organization to get to the C-suite.

— CEO CHEMISTRY: Your most important advocate or supporter, of course, is the CEO, or whomever you will report to. The best way to win over these and other highest-level decision makers? Bring personal experiences to the C-suite that complement and complete the wider top team.

Finally, state your ambition. If you don’t take a risk by making your objective known, no one else will. If you gain a commitment from key leaders to help you gain the experience needed or to put a development plan in place, then you may be onto something.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print