Cómo lidiar con un colega pasivo-agresivo

texto alt

Es frustrante trabajar con alguien que está actuando de forma pasivo-agresiva. ¿Debe usted responder directamente a ese comportamiento, o intentar ignorarlo? ¿Cómo puede llegar al centro del problema cuando su colega pretende que nada está sucediendo?

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Su colega dice una cosa en la reunión, pero después hace otra. Pasa junto a usted en el pasillo sin decir hola y habla por encima de usted en las reuniones. Sin embargo, cuando le pide hablar con él al respecto, este insiste en que todo está bien y que el problema sólo está en su cabeza. Argh!

Es frustrante trabajar con alguien que está actuando de forma pasivo-agresiva. ¿Debe usted responder directamente a ese comportamiento, o intentar ignorarlo? ¿Cómo puede llegar al centro del problema cuando su colega pretende que nada está sucediendo?

He aquí algunos tips.

  • No quede atrapado. Cuando su compañero pretende que nada está pasando o lo acusa de sobre reaccionar, es difícil no ponerse enojado y a la defensiva. Haga lo más posible para permanecer en calma. “Responder de una forma emocional seguramente lo dejará usted viéndose -y sintiéndose- como el tonto. Esta es su oportunidad de ser la persona más Madura,” dice Amy Su, coautora de “Own the Room.”
  • Considere qué es lo que está motivando el comportamiento. Annie McKee, fundadora del Teleos Leadership Institute, dice que el comportamiento pasivo-agresivo suele ser una forma de que las personas “transmitan su argumento emocional sin tener un conflicto verdadero y saludable.”
  • Asuma lo que le corresponde. Pregúntese a usted mismo si algo de lo que hace está contribuyendo a la dinámica u ocasionando que la persona sea pasivo-agresiva. También considere si usted ha mostrado el mismo comportamiento.
  • Enfóquese en el contenido, no en la entrega. Esto pudiera ser lo que menos le gustaría hacer, pero trate de ver la situación desde la perspectiva de su colega. Si puede enfocarse en la preocupación o pregunta empresarial subyacente, en lugar de en la forma en que él se está expresando, usted puede avanzar para atender el problema real.
  • Reconozca el tema subyacente. Diga algo como: “diste un buen argumento en ese intercambio que tuvimos el otro día. Esto es lo que te escuché decir.” Esto les ayudará a hablar acerca de la sustancia de sus preocupaciones.
  • Cuide su lenguaje. Sin importar lo que diga, no acuse a la persona de ser pasivo-agresiva. En lugar de ello, McKee sugiere recordar cómo se han realizado algunas de sus interacciones previas y explicar el impacto que están teniendo en usted, y posiblemente en otros.
  • Encuentre la seguridad en los números. “Está bien hacer un reality-check con otros y tener aliados que digan que usted no está loco,” dice Su. Sin embargo, asegúrese de enfocar sus discusiones como un intento de mejorar constructivamente la relación, de forma que no se perciba como chisme o difamación hacia su colega.
  • Defina directrices para todos. Usted también podría enlistar la ayuda de otros para construir una solución de largo plazo. Juntos pueden acordar ser más directos acerca de las frustraciones y modelar las interacciones honestas y directas que quieren que sucedan.
  • Obtenga ayuda en situaciones extremas. Cuando un colega trata persistentemente de socavarlo o impedirle hacer su trabajo y los observadores externos confirman la visión de usted sobre la situación, quizá tenga que ir más allá. “Si comparten el mismo gerente, usted podría pedir ayuda,” dice McKee.
  • Protéjase a usted mismo. “Si hay una interdependencia en su trabajo, asegúrese de que usted está cumpliendo con sus compromisos y fechas de entrega,” dice Su. “Márquele copia a otros de los correos electrónicos importantes. No deje que esa persona hable por usted o lo represente en las reuniones. Después de una reunión, documente los acuerdos y los siguientes pasos.”

“Responder de una forma emocional seguramente lo dejará usted viéndose -y sintiéndose- como el tonto. Esta es su oportunidad de ser la persona más Madura”.

“Pregúntese a usted mismo si algo de lo que hace está contribuyendo a la dinámica u ocasionando que la persona sea pasivo-agresiva”.

“Usted también podría enlistar la ayuda de otros para construir una solución de largo plazo”.

Es frustrante trabajar con alguien que está actuando de forma pasivo-agresiva. ¿Debe usted responder directamente a ese comportamiento, o intentar ignorarlo? ¿Cómo puede llegar al centro del problema cuando su colega pretende que nada está sucediendo? He aquí algunos tips.

  • No quede atrapado
  • Considere qué es lo que está motivando el comportamiento.
  • Asuma lo que le corresponde.
  • Enfóquese en el contenido, no en la entrega.
  • Reconozca el tema subyacente.
  • Cuide su lenguaje.
  • Encuentre la seguridad en los números.
  • Defina directrices para todos.
  • Obtenga ayuda en situaciones extremas.
  • Protéjase a usted mismo.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/desarrollo-profesional/3-formas-de-romper-el-ciclo-del-trinfador/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/e-books/e-book-10-articulos-esenciales-para-la-comunicacion-asertiva/

https://dirigehoy.info/s_premium/premium/herramientas/kit-herramientas-para-hacer-presentaciones-vol-2/


How to Deal with a Passive-Aggressive Colleague

Your colleague says one thing in a meeting but then does another. He passes you in the hallway without saying hello and talks over you in meetings. But when you ask to speak with him about it, he insists that everything’s fine and the problem is all in your head. Argh!

It’s frustrating to work with someone who is acting passive-aggressively. Do you address the behavior directly? Or try to ignore it? How can you get to the core issue when your colleague pretends that nothing’s going on?

Here are some tips.

— Don’t get caught up. When your co-worker pretends nothing is going on or accuses you of overreacting, it’s hard not to get angry and defensive. Do your best to remain calm. “Responding in an emotional way will likely leave you looking — and feeling — like the fool. This is your opportunity to be the bigger person,” says Amy Su, co-author of “Own the Room.”

— Consider what’s motivating the behavior. Annie McKee, founder of the Teleos Leadership Institute, says that passive-aggressive behavior is often a way for people to “get their emotional point across without having true, healthy conflict.”

— Own your part. Ask yourself if something you’re doing is contributing to the dynamic or causing the person to be passive-aggressive. Also, consider whether you’ve dished out the same behavior.

— Focus on the content, not the delivery. It might be the last thing you want to do, but try to see the situation from your colleague’s perspective. If you can focus on the underlying business concern or question rather than the way she’s expressing herself, you can move on to addressing the actual problem.

— Acknowledge the underlying issue. Say something like: “You made a good point in that exchange we had the other day. Here’s what I heard you saying.” This will help them talk about the substance of their concerns.

— Watch your language. Whatever you say, don’t accuse the person of being passive-aggressive. Instead, McKee suggests recounting how some of your previous interactions have played out and explaining the impact it’s having on you and possibly others.

— Find safety in numbers. “It’s OK to reality-check with others and have allies in place to say you’re not crazy,” says Su. But be sure to frame your discussions as an attempt to constructively improve the relationship so it doesn’t come across as gossiping or bad-mouthing your colleague.

— Set guidelines for everyone. You might also enlist the help of others in coming up with a long-term solution. Together you can agree to be more upfront about frustrations and model the honest and direct interactions you want to happen.

— Get help in extreme situations. When a colleague persistently tries to undermine you or prevent you from doing your job and outside observers confirm your take on the situation, you might have to go further. “If you share the same manager, you may be able to ask for help,” says McKee.

— Protect yourself. “If there’s an interdependence in your work, make sure you’re meeting your commitments and deadlines,” Su says. “Copy others on important emails. Don’t let that person speak for you or represent you in meetings. After a meeting, document agreements and next steps.”

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.