Para responsabilizar a alguien, primero defina lo que significa “responsabilidad”

texto alt

Para evitar situaciones con responsabilidad ambigua, le aconsejamos a los líderes que piensan acerca de exactamente qué tipo de responsabilidad están ofreciendo -o aceptando- en especial cuando se trata de una tarea que requiere esfuerzos grupales.


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

Al final de una reunión, la mayoría de los líderes sabe que deberían recapitular los siguientes pasos y determinar quién es responsable de cada uno. Como se prescribe en los modelos de responsabilidad comúnmente usados, la responsabilidad debería caer en sólo una persona por punto, incluso si el trabajo requiere aportes y contribuciones de otros. Desafortunadamente, a lo largo de los años que hemos pasado aconsejando a las organizaciones, encontramos que la palabra “responsable” significa diferentes cosas para diferentes personas.

Para evitar situaciones con responsabilidad ambigua, le aconsejamos a los líderes que piensan acerca de exactamente qué tipo de responsabilidad están ofreciendo -o aceptando- en especial cuando se trata de una tarea que requiere esfuerzos grupales.

En un extremo está el dueño de un tema. En este rol, la persona responsable tiene completo control sobre el tema o decisión. Un equipo entero podría ser asignado para ayudar, pero el propietario del tema controla el proceso y posee la decisión final.

En el otro extremo está el coordinador de equipo. En este rol, la persona responsable es un miembro normal del grupo, con la responsabilidad añadida de la logística, como el agendar y definir los puntos a tratar. Es responsable de asegurarse de que exista una discusión, pero no del resultado, y no tiene más poder o autoridad que cualquier otra persona en la sala. Si el equipo no puede llegar un acuerdo, no puede forzar un cierre -debe escalar la decisión a un nivel más elevado.

En el medio se encuentra el voto de calidad. En este rol, la persona responsable no tiene la autoridad absoluta del dueño de un tema, pero es más que un simple coordinador. Es responsable de ayudar a que el equipo tome una decisión, y en la ausencia de consenso debería tomar la decisión final.

No promovemos una posición sobre las otras. Diferentes situaciones podrían requerir diversos significados de responsabilidad en la misma organización. Lo que es importante es asegurarse de que todos entiendan lo que significa en la situación específica -especialmente el individuo responsable.

Así que la siguiente vez que delegue una tarea o decisión, piense acerca de qué clase de autoridad -dueño del tema, voto de calidad o coordinador de equipo- le está dando a las personas. Sea explícito acerca no sólo de quién es responsable, sino de qué tipo de responsabilidad tienen, es un gran avance para prevenir problemas en el camino. Y si a usted es a quién están entregando el bastón de la responsabilidad, asegúrese de que tiene claro lo que está recibiendo.

“La responsabilidad debería caer en sólo una persona por punto, incluso si el trabajo requiere aportes y contribuciones de otros”.

“Es importante asegurarse de que todos entiendan lo que significa en la situación específica -especialmente el individuo responsable”.

“La siguiente vez que delegue una tarea o decisión, piense acerca de qué clase de autoridad -dueño del tema, voto de calidad o coordinador de equipo- le está dando a las personas”.

Al final de una reunión, la mayoría de los líderes sabe que deberían recapitular los siguientes pasos y determinar quién es responsable de cada uno. Para evitar situaciones con responsabilidad ambigua, le aconsejamos a los líderes que piensan acerca de exactamente qué tipo de responsabilidad están ofreciendo -o aceptando- en especial cuando se trata de una tarea que requiere esfuerzos grupales.

  • En un extremo está el dueño de un tema. En este rol, la persona responsable tiene completo control sobre el tema o decisión. Un equipo entero podría ser asignado para ayudar, pero el propietario del tema controla el proceso y posee la decisión final.
  • En el otro extremo está el coordinador de equipo. En este rol, la persona responsable es un miembro normal del grupo, con la responsabilidad añadida de la logística, como el agendar y definir los puntos a tratar.
  • En el medio se encuentra el voto de calidad. En este rol, la persona responsable no tiene la autoridad absoluta del dueño de un tema, pero es más que un simple coordinador. Es responsable de ayudar a que el equipo tome una decisión, y en la ausencia de consenso debería tomar la decisión final.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

To Hold Someone Accountable, First Define What Accountable Means

At the end of a meeting, most leaders know that they should recap next steps and determine who is accountable for each. As prescribed in the commonly used responsibility models, accountability should fall to only one person per item, even if the work involved requires input and contributions from others. Unfortunately, over the years we’ve spent advising organizations, we’ve found that the word “accountable” can mean different things to different people.

To avoid situations with ambiguous responsibility, we advise leaders to think about exactly what type of accountability they are offering — or accepting — especially when accomplishing a task that requires group effort.

On one end of the spectrum is the issue owner. In this role the accountable person has complete control over an issue or decision. A full team may be assigned to help, but the issue owner controls the process and ultimately owns the final decision.

On the other end of the spectrum is the team coordinator. In this role, the accountable person is an equal member of the team with the added responsibility of logistics, such as scheduling and defining the agenda. She’s responsible for ensuring that there is a discussion but not for the outcome, and she has no more power or authority than anyone else in the room. If the team can’t come to an agreement, she can’t force closure — she must escalate the decision up a level.

In the middle is the tie-breaker. In this role the accountable person doesn’t have the absolute authority of an issue owner, but she’s more than just a coordinator. She is responsible for helping the team reach a decision, and in the absence of consensus she should make the final call.

We don’t advocate for one position versus another. Different issues may call for different meanings of accountability in the same organization. What’s important is to ensure that everyone understands what it means in the specific situation — especially the accountable individual.

So the next time you delegate a task or decision, think about which kind of authority — issue owner, tie-breaker or team coordinator — you are giving people. Being explicit about not just who is accountable but what type of accountability they have goes a long way toward preventing problems down the road. And if you’re the one being handed the accountability baton, make sure you are clear on what you’re receiving.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.