Si un cambio en tu profesión va a reducir tu salario, primero intenta vivir con él

Cuando se trata de un cambio profesional importante, el pago suele ser un tema difícil de eludir. ¿Serías capaz de cambiar de trabajo si se redujeran tus ingresos? Deshazte de parte de la incertidumbre haciendo una prueba con tu nuevo salario. Establece la cantidad que supones que vas ganar y vive con ella de dos a cuatro meses. Esto te dará un panorama real de lo que sería la vida diaria en tu nueva profesión.

Si vas a ganar mucho menos dinero, piensa seriamente de qué gastos podrías prescindir, por ejemplo, comidas en restaurantes, comestibles costosos o suscripciones de televisión por cable. Al final de la prueba, revisa tu presupuesto para ver qué tal lo hiciste. Claro está que debes analizar junto con tu cónyuge, pareja u otros miembros de la familia las implicaciones financieras de tu cambio de profesión. Determinar las expectativas de lo que podrás costear y lo que no dejará menos espacio para sorpresas.

(Adaptado de “HBR Guide to Changing Your Career,” de Harvard Business Review).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate