Haz que las reuniones a distancia sean inclusivas y accesibles

Trabajar a distancia y en modo de crisis puede hacer que incluso los gerentes más bienintencionados caigan sin querer en patrones de favoritismo y exclusión. Hay algunas estrategias que puedes adoptar para asegurarte de que la inclusión siga siendo una prioridad, empezando por las reuniones remotas.

En primer lugar, reconoce que tomar la palabra en una reunión virtual puede ser más desafiante que durante las reuniones en persona. Envía la información con antelación de modo que todos estén preparados para aportar su opinión. Al comienzo de cada reunión, nombra a todos los presentes y reconoce la situación sin precedentes que todos estamos viviendo antes de pasar al orden del día. Tu equipo apreciará que digas algo como: “Esto es difícil para todos”. En reuniones más pequeñas, pregunta a cada persona cómo está de manera individual. Asegúrate de grabar y compartir la liga de las reuniones cruciales, a fin de que los empleados que no pudieron asistir tengan acceso al material de manera retroactiva. Si tomas estas medidas adicionales, tus reuniones serán más inclusivas y accesibles para todos los miembros de tu equipo.

(Este consejo fue adaptado de “How to Be an Inclusive Leader Through a Crisis”, de Ruchika Tulshyan).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate