Cinco mecanismos para dejar de pensar en el trabajo a las tres de la madrugada

Para no pensar en el trabajo a altas horas de la madrugada, intenta seguir estas estrategias:

1. HAZ UNA LISTA DE PENDIENTES: Las investigaciones demuestran que hacer una lista de pendientes para el día siguiente antes de irnos a acostar sirve para quedarse dormido más rápido y despertar menos veces durante la noche. El acto de escribir tareas incompletas disminuye la agitación cognitiva, la posibilidad de darle muchas vueltas al asunto y la preocupación.
2. LLEVA UN DIARIO: Se ha demostrado que escribir tus pensamientos y sentimientos sirve para procesar las emociones y reducir el estrés y la ansiedad.
3. EJERCE LA AUTOCOMPASIÓN: Practicar la autocompasión y reconocer que todos somos imperfectos te permite romper el ciclo de pensamientos negativos y autocríticas, en el que caes cuando piensas demasiado las cosas.
4. PRACTICA UNA ACTIVIDAD FÍSICA: Las investigaciones demuestran que una sola sesión de ejercicio de intensidad moderada puede disminuir el exceso de reflexión que nos mantiene despiertos en la noche. También hay pruebas contundentes de que, por poco que sea, 30 minutos de ejercicio aeróbico pueden ayudarnos a quedar dormidos más rápido y mejorar la calidad del sueño.
5. PRACTICA LA MEDITACIÓN: Hay numerosas investigaciones sobre los efectos positivos de la meditación con respecto a la ansiedad y el estrés. Más investigaciones han revelado que incluso pequeñas cantidades de meditación consciente (diez minutos antes y después de trabajar durante dos semanas laborales) sirven para calmar las mentes intranquilas, y mejorar la calidad y la duración del sueño.

(Adaptado de “How to Stop Thinking About Work at 3 a.m.”, de Rebecca Zucker).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate