No permitas que una búsqueda interminable de trabajo te desanime

Buscar trabajo puede sentirse como un paseo en la montaña rusa. Una semana tienes entrevistas y te sientes esperanzado… y luego pasan meses sin tener noticias. Para superar el proceso, necesitas manejar tus emociones. Comienza por reconocer que habrá altas y bajas. Recuérdate que las esperas largas, y las emociones que provocan, son normales. Las actividades como la meditación consciente y llevar un diario pueden ayudarte a experimentar y revisar tus sentimientos de una manera positiva. También sería buena idea que pidieras ayuda a un tutor, un terapeuta o un grupo de trabajo para buscar apoyo.

Si estás desempleado, hay que realizar actividades que te energicen, como hacer ejercicio o almorzar con un amigo. Además, no te tomes personal las demoras. Si un contacto no te ha presentado con alguien como te lo había prometido, envíale un recordatorio amigable, pero también ten en cuenta sus otras prioridades. Es posible que la persona que te quiere ayudar… simplemente esté ocupada. Este tipo de perspectiva puede mitigar las emociones negativas durante tu búsqueda.

(Adaptado de “How to Manage the Emotional Roller Coaster of a Job Search”, de Rebecca Zucker).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate