Piensa en positivo, incluso en los momentos difíciles

Incluso en circunstancias adversas puedes demostrar optimismo, al ayudar a tu equipo y a tus clientes a ser perseverantes en medio de la incertidumbre. El primer paso es ser un modelo a seguir. Las palabras bonitas por sí solas no serán suficientes.

También ten en cuenta que es más fácil adoptar una perspectiva positiva en equipo, así que ayuda a tus empleados a entablar relaciones entre sí. Esto puede ser tan simple como celebrar el logro de algún equipo o departamento o empezar cada reunión pidiéndoles a los presentes que digan algo por lo que se sienten agradecidos. Cualquier expresión habitual y rutinaria de positividad será útil. Para no dejar que decaiga el ánimo, demuestra una clara conexión entre la energía positiva que la gente está aportando y sus logros. Esto incluso podría influir en la mentalidad de otros equipos. Estamos en una situación complicada ahora, de eso no hay duda alguna. Sin embargo, como líder, tienes la oportunidad de establecer las condiciones propicias para sostener una actitud positiva grupal en tu equipo. Aprovéchala.

(Este consejo fue adaptado de “What Leading With Optimism Really Looks Like”, de Shawn Achor y Michelle Gielan).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate