Reconozca cuando esté repitiendo un mal hábito

Cuando está sentado en su oficina teniendo que preparar una presentación abrumadora y en lugar de hacerla sigue mirando su bandeja de entrada, no necesariamente se debe a que sea malo priorizando. Pudiera ser que esté ejecutando una respuesta profundamente habitual y ensayada ante la ansiedad, ineptitud o miedo. La clave para cambiar este tipo de hábitos es identificar la naturaleza de los momentos que provocan la respuesta ineficaz. Preste atención a la hora del día, el lugar y su estado de ánimo. Si puede identificar las circunstancias que provocan que actúe de formas que llevan a malos resultados, habrá achicado el tamaño de su problema. El cambio parece intimidante cuando piensa que requiere de una vigilancia constante. Pero normalmente tiene que ver con manejar mejor que antes unos cuentos minutos por día.

(Adaptado de “A 3-Step Plan for Turning Weaknesses Into Strengths”, de Joseph Grenny).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate