Solo expresa emociones durante un conflicto si eso te ayudará a resolverlo

Cuando se caldean los ánimos durante una desavenencia con un colega, es normal que sientas todo tipo de emociones: decepción, ira o frustración, por ejemplo. No obstante, ¿deberías expresar tus sentimientos? Depende. Si estás experimentando lo que los psicólogos llaman una “emoción caliente” —una que llega con una sensación urgente de exigir tus derechos o incluso venganza (“¡Debo decirle exactamente cómo me siento!”)—, es mejor primero encontrar una forma de tranquilizarte. Si la emoción es fría —es decir, puedes controlarla y usarla a favor de la situación (“Quiero decirle cómo me siento para que entienda mi perspectiva”)—, entonces es probable que esté bien que la expreses. Sin embargo, no solo nombres la emoción; explica qué la está provocando. Comunicarle a alguien tu enojo es menos útil que compartirle que te sientes decepcionado porque no cumplió el compromiso que tenía contigo.

(Adaptado de “Should You Share Your Feelings During a Work Conflict?”, de Susan David)

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate