Asegúrate de que todos se sientan bien en las reuniones casuales para establecer contactos

Es frecuente que los integrantes de un equipo se reúnan fuera del trabajo. Estas reuniones informales que no se planean con anticipación pueden ser buenos espacios para establecer relaciones, compartir información e incluso tomar decisiones. Por desgracia, también puede suceder que algún miembro quede excluido, aunque no sea de manera intencional. En tu carácter de gerente, conviene que te asegures de que todos se sientan bien en este tipo de eventos.

Para empezar, identifica las preferencias de tus empleados en los eventos sociales, como las actividades que disfrutan o si no consumen algún tipo de alimento. También es aconsejable asegurarte de que no todos los eventos se centren en el alcohol, para que quienes no beben no se sientan excluidos. Cuando consideres eventos para el futuro, planea algunas reuniones durante el día o el almuerzo, para que quienes no puedan quedarse tarde no se pierdan la oportunidad de participar. Por último, fíjate con qué frecuencia organiza tu equipo reuniones informales y quién asiste. Estos detalles te ayudarán a identificar a quienes no participan, para poder invitarlos cuando sea necesario.

(Adaptado de “How Managers Can Make Casual Networking Events More Inclusive”, de Ruchika Tulshyan).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate