¿Tu equipo y tú están listos para trabajar desde casa?

Una crisis, como la del COVID-19, puede afectar la manera, el lugar y el horario en el que trabajan tus empleados y tú. Por lo tanto, es importante garantizar que todos los miembros de tu equipo estén preparados para trabajar desde casa, quizá sin previo aviso.

Determina cuáles son los proyectos y las tareas que pueden realizarse, aunque sea parcialmente, sin la presencia física del personal. Después realiza una auditoría rigurosa de la tecnología que usa tu empresa para trabajar a distancia. Asegúrate de que tus empleados se sientan cómodos con los programas y el equipo. Ofrece capacitaciones rápidas y oportunidades para practicar. También necesitarás un protocolo claro de comunicaciones, el cual debe incluir la información de contacto de todos; los canales de comunicación que se usarán (correo electrónico, mensajes directos, Slack, etc.); la respuesta esperada de los empleados para los clientes, y cómo y cuándo se coordinarán y se reunirán los equipos. Mientras planeas estas medidas, también es sabio identificar maneras de medir cuán eficiente es el trabajo a distancia para tu equipo. Una vez que acabe la crisis, estos datos te permitirán reflexionar sobre qué funcionó, qué no y por qué.

(Adaptado de “What’s Your Company’s Emergency Remote-Work Plan?”, de Cali Williams Yost).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate