Explícale a tu equipo por qué les asignas ciertas tareas

Cuando la gente sabe por qué se le pide que haga algo en particular, es mucho más probable que lo haga. Así que la próxima vez que te estés preparando para darle un mensaje importante a tu equipo, asegúrate de aclarar el porqué del mensaje.

Empieza por hacerte algunas preguntas esclarecedoras como: “¿Cuáles son los riesgos? ¿Cómo será el futuro si logramos hacer esto? Después, encuentra la manera de expresar tu razonamiento con claridad. Piensa en las iniciativas que quieres que tome tu equipo y luego ofrece una explicación clara y bien practicada. Por ejemplo: necesitamos mejorar nuestras prácticas de contratación porque nuestro proceso actual no está atrayendo a una muestra suficientemente diversa de candidatos. Y prepárate para responder las preguntas de seguimiento y explicar el proceso que te llevó a tomar esta decisión. Serás más persuasivo si compartes las ideas que consideraste, exploraste, evaluaste y luego descartaste. Este nivel de transparencia mantendrá a tu equipo motivado para llevar a cabo la tarea encomendada.

(Este consejo fue adaptado de “Good Leadership Is About Communicating ‘Why’” de Nancy Duarte).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate