Fija un horario de atención virtual para tu equipo

Los empleados suelen depender de las conversaciones informales con su jefe para estar al día respecto a decisiones y noticias importantes. Si esta es la primera vez que tu equipo trabaja a distancia, puedes recrear estas oportunidades al fijar un horario de atención virtual. Esto puede traducirse en una hora diaria en la que invites a los miembros de tu equipo a unirse a una videoconferencia para que te hagan saber inquietudes o preguntas breves.

Cuando una persona se una a la llamada, puedes bloquear la reunión y poner a los demás en una sala de espera virtual, la versión digital de cerrar la puerta de la oficina. (Claro que, si es necesaria una conversación más profunda, pídele a la persona que programe una reunión contigo). Dedicar algo de tiempo a atender la ráfaga diaria de pequeñas dudas le ayudará a tu equipo a sentirse escuchado y comprendido, incluso a distancia.

(Este consejo fue adaptado de “How Managers Can Support Remote Employees”, de Sabina Nawaz).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate