Calla a tu crítico interno antes de tu próxima entrevista de trabajo

Las entrevistas de trabajo pueden lograr que hasta la persona más segura se cuestione a sí misma. Sin embargo, es importante anular esos pensamientos negativos para que saques a relucir lo mejor de ti. Primero, recuerda que la entrevista no se trata de demostrar tu experiencia técnica ni tu dominio de la materia. Ya demostraste eso en tu solicitud de empleo, y los entrevistadores quieren saber cómo será trabajar contigo. Por lo tanto, no busques que la entrevista sea perfecta en términos técnicos. Como sucede con todas las habilidades, mientras más las hagas, mejor serás, así que practica, practica y practica un poco más. Cuando mejoren tus aptitudes, también lo hará tu nivel de confianza. Disminuye tu ansiedad concentrándote en los elementos que puedes controlar. Por ejemplo, si te preocupa llegar a tiempo, intenta tomar varias rutas hasta tu destino antes del día de la entrevista para ver cuál es la más rápida. Sobre todo, ponte en los zapatos del director contratante. Articula las necesidades del equipo cuando las entiendas, y cuenta una historia sobre cómo has ayudado a resolver problemas similares. Seguir estos consejos te servirá para controlar los nervios y superar a tu competencia.

(Adaptado de “Don’t Let Impostor Syndrome Derail Your Next Interview”, de Susan Peppercorn).

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate