3 consejos para evitar el agotamiento al trabajar desde casa

Gracias a la crisis que estamos atravesando actualmente, las organizaciones experimentaron una repentina transición al trabajo a distancia y algunos trabajadores no estaban preparados para hacerlo. La vida personal y la vida profesional se han mezclado y esto puede ocasionar agotamiento de los trabajadores. ¿Cómo lidiar con esta situación?

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Millones alrededor del mundo han hecho una repentina transición al trabajo a distancia en medio de la pandemia de COVID-19. No es sorprendente que esto tenga preocupados a algunos empleadores acerca de cómo mantener la productividad de los empleados. Sin embargo, de lo que deberían estar igualmente preocupados es de un riesgo a largo plazo: el agotamiento de los trabajadores.

Las líneas entre el trabajo y el resto de nuestra vida se están diluyendo de formas nuevas e inusuales y muchos empleados que están trabajando a distancia por primera vez seguramente tendrán dificultades para mantener fronteras saludables entre sus vidas personales y profesionales. Para demostrar su lealtad, devoción y productividad, quizá sientan que deben trabajar todo el tiempo. Las tardes se mezclarán con las noches; los días hábiles se mezclarán con los fines de semana, y permanecerá muy poco sentido del tiempo de descanso.

Muchas investigaciones sugieren que es crucial dibujar líneas entre nuestras vidas personales y profesionales, especialmente para nuestra salud mental. La pandemia de COVID-19 hace que mantener dichos límites sea especialmente desafiante. Muchas escuelas están cerradas, y las guarderías podrían ya no ser opción, poniendo cargas adicionales sobre los padres y madres trabajadores o los empleados de bajos ingresos.

Entonces, ¿cómo pueden los empleados seguir dividiendo sus vidas dentro y fuera del trabajo, considerando la extraordinaria situación en la que muchos nos encontramos actualmente?
He aquí algunas recomendaciones:

— MANTENER LÍMITES FÍSICOS Y SOCIALES: En circunstancias normales, ponerse su ropa del trabajo y trasladarse de su casa a la oficina son indicadores físicos y sociales de que ha pasado de su “yo hogareño” a su “yo laboral”. Trate de mantener estas barreras cuando trabaja a distancia. Póngase su ropa de trabajo todas las mañanas y considere reemplazar su traslado matutino con una caminata en algún parque cercano.
— MANTENER BARRERAS DE TIEMPO TANTO COMO SEA POSIBLE: Mantener barreras de tiempo es crítico para el bienestar y el compromiso laboral. Sin embargo, mientras algunos empleados enfrentan el desafío de integrar a su jornada laboral las responsabilidades del cuidado de niños y adultos mayores, un horario de 9-a-5 podría ser poco realista. Los empleados necesitan los presupuestos de tiempo laboral que mejor les funcionen. También necesitan ser conscientes de que otras personas podrían trabajar en horarios diferentes — como durante la siesta de un niño o mientras su pareja hace la comida. Los empleados también pueden bloquear tiempo para enfocarse en el trabajo añadiendo una respuesta de “fuera de la oficina” durante ciertas horas del día.
— ENFOCARSE EN SU TRABAJO MÁS IMPORTANTE: Mientras trabajan desde casa, los empleados podrían sentirse presionados a transmitir la apariencia de productividad. Desafortunadamente, esto puede llevarlos a trabajar en tareas que son más inmediatas que importantes — una tendencia que de acuerdo con lo que sugieren las investigaciones es contraproducente en el largo plazo. Más aun, los empleados que se sienten “conectados” todo el tiempo están en mayor riesgo de agotarse. A largo plazo, tratar de colar el trabajo y las respuestas al correo electrónico cada vez que tenemos unos minutos para hacerlo no solo es contraproducente, sino también dañino para nuestro bienestar.

Estas son sólo algunas recomendaciones que pueden ayudar a los trabajadores a mantener límites entre su trabajo y su vida personal. Los empleados necesitarán la flexibilidad para experimentar y hacer que sus circunstancias funcionen para ellos en estos tiempos impredecibles.

“Los empleados necesitarán la flexibilidad para experimentar y hacer que sus circunstancias funcionen para ellos en estos tiempos impredecibles.”.

“Mantener barreras de tiempo es crítico para el bienestar y el compromiso laboral.”.

“Para demostrar su lealtad, devoción y productividad, quizá sientan que deben trabajar todo el tiempo.”.

No es sorprendente que la transición del trabajo a distancia tenga preocupados a algunos empleadores acerca de cómo mantener la productividad de los empleados. Sin embargo, de lo que deberían estar igualmente preocupados es de un riesgo a largo plazo: el agotamiento de los trabajadores.

Las líneas entre el trabajo y el resto de nuestra vida se están diluyendo de formas nuevas e inusuales y muchos empleados que están trabajando a distancia por primera vez seguramente tendrán dificultades para mantener fronteras saludables entre sus vidas personales y profesionales.

Muchas investigaciones sugieren que es crucial dibujar líneas entre nuestras vidas personales y profesionales, especialmente para nuestra salud mental. La pandemia de COVID-19 hace que mantener dichos límites sea especialmente desafiante.

Entonces, ¿cómo pueden los empleados seguir dividiendo sus vidas dentro y fuera del trabajo, considerando la extraordinaria situación en la que muchos nos encontramos actualmente?

He aquí algunas recomendaciones:

— MANTENER LÍMITES FÍSICOS Y SOCIALES: Póngase su ropa de trabajo todas las mañanas y considere reemplazar su traslado matutino con una caminata en algún parque cercano.
— MANTENER BARRERAS DE TIEMPO TANTO COMO SEA POSIBLE: Los empleados también pueden bloquear tiempo para enfocarse en el trabajo añadiendo una respuesta de “fuera de la oficina” durante ciertas horas del día.
— ENFOCARSE EN SU TRABAJO MÁS IMPORTANTE: Mientras trabajan desde casa, los empleados podrían sentirse presionados a transmitir la apariencia de productividad. Desafortunadamente, esto puede llevarlos a trabajar en tareas que son más inmediatas que importantes.

Estas son sólo algunas recomendaciones que pueden ayudar a los trabajadores a mantener límites entre su trabajo y su vida personal

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

3 Tips to Avoid Work-From-Home Burnout

Millions around the globe have made a sudden transition to remote work amid the COVID-19 pandemic. Not surprisingly, this has some employers concerned about maintaining employee productivity. But what they really should be concerned about in this unprecedented situation is a longer-term risk: employee burnout.

The lines between work and nonwork are blurring in new and unusual ways, and many employees who are working remotely for the first time are likely to struggle to preserve healthy boundaries between their professional and personal lives. To signal their loyalty, devotion and productivity, they may feel they have to work all the time. Afternoons will blend with evenings; weekdays will blend with weekends; and little sense of time off will remain.

Lots of research suggests that drawing lines between our professional and personal lives is crucial, especially for our mental health. The COVID-19 pandemic makes maintaining such boundaries especially challenging. Many schools are closed, and day care may no longer be an option, placing additional burdens on working parents or low-income workers.

So how can employees continue to compartmentalize their work and nonwork lives, given the extraordinary situation that so many of us are in today?

Here are some recommendations:

— MAINTAIN PHYSICAL AND SOCIAL BOUNDARIES: Under normal circumstances, putting on your work clothes and commuting from home to work are physical and social indicators that you’ve transitioned from “home you” to “work you.” Try to maintain these boundaries when working remotely. Put on your work clothes every morning, and consider replacing your morning commute with a walk to a nearby park.

— MAINTAIN TEMPORAL BOUNDARIES AS MUCH AS POSSIBLE: Maintaining temporal boundaries is critical for well-being and work engagement. But as some employees face the challenge of integrating child or elder care responsibilities into their workday, a 9-to-5 schedule may prove unrealistic. Employees need to find work-time budgets that function best for them. They also need be conscious that others might work at different times than they do — such as during a child’s nap or as a partner cooks dinner. Employees can also block out time to focus on work by adding an “out of office” reply during certain hours of the day.

— FOCUS ON YOUR MOST IMPORTANT WORK: While working from home, employees may feel compelled to project the appearance of productivity. Unfortunately, this can lead them to work on tasks that are more immediate than important — a tendency that research suggests is counterproductive in the long run. What is more, employees who feel “on” all the time are at a higher risk of burnout. In the long term, trying to squeeze in work and email responses whenever we have a few minutes to do so is not only counterproductive, but also detrimental to our well-being.

These are just a few recommendations that can help workers maintain boundaries between their work and their personal life. Employees will need the flexibility to experiment with how to make their circumstances work for them in these unpredictable times.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.