Cómo motivarse cuando no tiene una fecha de entrega

Cuando un proyecto no tiene fecha límite, no sentimos que es tan urgente, o es un proyecto aburrido; y trabajar sin fechas de entrega puede ser realmente un desafío. Como instructor de manejo del tiempo, he encontrado tres estrategias que pueden ayudarte con esto.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Las fechas de entrega son poderosos factores en nuestro trabajo, forzando nuestro enfoque e impulsándonos a completar las tareas. Por eso los proyectos que no tienen una fecha límite pueden languidecer en su lista de pendientes.

Algunas veces esto sucede porque un proyecto es ambiguo, aburrido o desordenado. Usted naturalmente reduce la prioridad de este en la medida de lo posible. Otras veces no quiere evitar el proyecto: Simplemente nunca llega a hacerlo, porque los temas con claras fechas de entrega se sienten como más urgentes.

Internamente, puede sentirse frustrante el que los proyectos estén sin avance, y con los temas importantes, pero no urgentes existe la ansiedad de que en cualquier momento alguien podría preguntarle respecto a su estatus.

¿Cómo puede motivarse cuando quiere – o necesita – hacer algo, pero no tiene una fecha límite? Como instructora de manejo del tiempo, he encontrado que tres simples estrategias pueden ayudarlo a avanzar:

— DEFINA UNA FECHA LÍMITE: Marque sus compromisos en su calendario. Si sabe que durante las épocas atareadas aplazará las tareas sin fecha de entrega, busque un espacio más ligero en su agenda y realmente comprométase. Al definir exactamente cuándo quiere hacer un proyecto (o partes de él), se ayuda a sí mismo a entender en dónde entra dentro del orden de prioridades. Además, hace que el trabajar en esa tarea se sienta más urgente. Mientras agenda sus proyectos, mantenga en mente cuántas de las tareas que necesita completar no tienen estipulada una fecha límite. Tiene más probabilidades de terminar un proyecto si se enfoca en sólo uno durante los siguientes 30 días, en lugar de intercalar varias tareas no urgentes a la vez.
— ENLISTE LA POSITIVA PRESIÓN DE SUS PARES: Algunas veces la única forma de avanzar es enlistando apoyo. A algunas personas les gusta decirle sus metas a alguien más – un miembro del equipo, su jefe, amigo o instructor – y luego reportarle los avances a ese individuo.
— INCENTÍVESE A SÍ MISMO: Pruebe dándose una recompensa por el trabajo que realiza. Por ejemplo, una vez que dedique una hora a un proyecto, puede irse a almorzar. Las recompensas no necesitan ser grandes o lujosas. Simplemente necesitan ser cosas que usted quiera hacer. Las penalizaciones también funcionan. Si no dedica una hora al trabajo complementario, no podrá ver su programa de TV favorito. O, si no completa el módulo de entrenamiento que adquirió, no podrá escuchar ningún podcast. La idea es vincular la penalización con algo que disfruta hacer cotidianamente.

Motivarse con las tareas que no tienen fecha límite es un desafío, pero no es irremontable. Pruebe estas estrategias para progresar más hoy.

“Mientras agenda sus proyectos, mantenga en mente cuántas de las tareas que necesita completar no tienen estipulada una fecha límite.”.

“Internamente, puede sentirse frustrante el que los proyectos estén sin avance”.

“Las fechas de entrega son poderosos factores en nuestro trabajo, forzando nuestro enfoque e impulsándonos a completar las tareas”.

Los proyectos que no tienen una fecha límite pueden languidecer en su lista de pendientes y los temas con claras fechas de entrega se sienten como más urgentes.

¿Cómo puede motivarse cuando quiere – o necesita – hacer algo, pero no tiene una fecha límite? Como instructora de manejo del tiempo, he encontrado que tres simples estrategias pueden ayudarlo a avanzar:

— DEFINA UNA FECHA LÍMITE: Marque sus compromisos en su calendario.Al definir exactamente cuándo quiere hacer un proyecto se ayuda a sí mismo a entender en dónde entra dentro del orden de prioridades.
— ENLISTE LA POSITIVA PRESIÓN DE SUS PARES: Algunas veces la única forma de avanzar es enlistando apoyo.
— INCENTÍVESE A SÍ MISMO: Pruebe dándose una recompensa por el trabajo que realiza.

Motivarse con las tareas que no tienen fecha límite es un desafío, pero no es irremontable. Pruebe estas estrategias para progresar más hoy.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Motivate Yourself When You Don’t Have a Deadline

Deadlines are powerful forces in our work, forcing focus and driving tasks to completion. That’s why projects that don’t have a deadline can languish on your task list.

Sometimes this happens because a project is ambiguous, boring or messy. You naturally deprioritize it whenever possible. Other times you don’t mean to avoid the project: You just never get to it, because items with clear deadlines feel more pressing.

Internally it can feel frustrating when projects sit untouched. And with important-but-not-urgent items, there’s the anxiety that at any moment someone might ask you about their status.

How can you motivate yourself when you want — or need — to get something done, but you don’t have a deadline? As a time management coach, I’ve found that three simple strategies can help you move forward:

— MAKE A DEADLINE: Mark your commitments in your calendar. If you know you’ll put off nondeadline tasks during busy times, look for a lighter time in your schedule and then really commit. By defining exactly when you want to get a project (or parts of it) done, you help yourself understand where it falls in the order of priorities. Plus, you make working on the task feel more urgent. As you schedule your projects, keep in mind how many tasks you need to complete that don’t have a stipulated end date. You’re more likely to finish a project if you focus on only one over the next 30 days, rather than juggling a few nonurgent tasks all at once.

— ENLIST POSITIVE PEER PRESSURE: Sometimes the only way to move forward is to enlist support. Some people like to tell their goals to one person — a team member, boss, friend or coach — and then report back to that individual. Others may decide to do a more public declaration, such as posting on social media that you will do a certain activity by a specific time. This strategy can work if people in your network follow up with you. Alternatively, you can collaborate with someone on your project. You might work together on it, or you may simply sit in the same room as someone working on a separate task. This strategy works best if you say what you intend to do and then report back at the end of the session.

— INCENTIVIZE YOURSELF: Try giving yourself a reward for the work you do. For instance, once you spend an hour on the project, you can go to lunch. The rewards don’t have to be big or lavish. They just have to be things you want to do. Penalties also work. If you don’t spend an hour on your side hustle, you can’t watch your favorite TV show. Or, if you don’t complete the training module you purchased, you can’t listen to any podcasts. The idea is to tie the penalty to something that you enjoy doing regularly.

Motivating yourself to do nondeadline tasks is a challenge, but it’s not insurmountable. Try these strategies to make more progress today.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.