Cuando necesita tomarse un tiempo en el trabajo por razones de salud mental

A ún con todos los avances en cuanto a salud mental, sigue siendo un tema sensible. Sin emabrgo, eso no significa que la salud mental de los trabajadores esté comprometida. Sobre todo, gracias a la incertidumbre por la crisis actual. Si decidiste ausentarte unos días debido a tu salud mental, y el desafío es volver al trabajo, aquí algunos consejos para lograrlo de manera exitosa y tranquila.


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

La salud personal debería ser un tema privado. Sin embargo, cuando necesita tomar tiempo fuera del trabajo debido a una condición de salud mental suele ser imposible mantener esa privacidad.

Esta es una situación común. Las condiciones diagnosticables de salud mental impactan cada año a 1 de cada 5 estadounidenses. El tratamiento de condiciones como la depresión es efectivo el 80% del tiempo, pero menos de la mitad de las personas que necesitan ayuda la reciben, muchas veces debido al estigma social, el miedo a repercusiones laborales o la falta de atención accesible.

Si necesita ausentarse, idealmente debería informarle tranquilamente a su gerente que necesita una licencia, compartiendo un mínimo de información. En los Estados Unidos, para una licencia médica extendida, su doctor seguramente necesitará brindarle información al proveedor de seguros por discapacidad en su empresa. Este proveedor actúa como intermediario entre usted y su empleador, y no comparte el diagnóstico con este.

Una vez que ha negociado su licencia y obtenido la ayuda que necesita, una gran pregunta es cómo regresar al trabajo: ¿Cómo reintegrarse al ritmo de las cosas sin comprometer su salud?

Comience sopesando los pros y contras de ser abierto acerca de su diagnóstico. Muchas personas tienen problemas de salud física o mental, y optan por no decirle al respecto a sus compañeros o patrones. De acuerdo a la ley norteamericana, en la mayoría de las situaciones los empleados que regresan pueden mantener su diagnóstico en privado.

Ya sea que lo revele o no, prepárese para las preguntas de los colegas respecto a su ausencia. Una narración breve ayudará. Podría decir algo como “Tomé tiempo fuera por motivos de salud, pero las cosas ya están bien y estoy feliz de regresar al trabajo.”

Considere si inicialmente debería regresar a medio tiempo o en horario completo. Lidiar con una enfermedad mental puede ser extenuante, así que dese el tiempo que necesite. Considere el impacto de cualquier medicamento que pudiera estar tomando, pues algunos podrían ponerlo somnoliento o requerir un ajuste con el paso del tiempo.

Desarrolle un mantra personal para ayudarlo en la transición de regreso: “Ser compasivo conmigo mismo,” o “Hacerlo unas cuantas horas a la vez.” Recurra a su sistema de apoyo –un familiar, amigo, colega o terapeuta.

Aténgase a una rutina, siempre que sea posible. Encuentre un lugar tranquilo donde pueda tomar recesos cortos durante el día. Antes de ir a casa, elabore una breve lista de las prioridades del día siguiente. En la noche anote algunas cosas positivas que sucedieron durante la jornada.

Para prevenir contratiempos, aprenda a reconocer las señales tempranas de alerta. ¿Está estresado, ansioso o entrando en conflictos en el trabajo?

Finalmente, si quiere tener una conversación con su jefe o colegas acerca de su salud, hágalo bajo sus propios términos, cuando no esté en un estado emocional. Podría permitirse ser más vulnerable con aquellos en quienes confía, pero el ser capaz de compartir su diagnóstico puede ayudar a reducir el estigma.

“ Ser compasivo conmigo mismo”.

“ Ya sea que lo revele o no, prepárese para las preguntas de los colegas respecto a su ausencia”.

“ La salud personal debería ser un tema privado”.

El tratamiento de condiciones como la depresión es efectivo el 80% del tiempo, pero menos de la mitad de las personas que necesitan ayuda la reciben, muchas veces debido al estigma social, el miedo a repercusiones laborales o la falta de atención accesible.

Si necesita ausentarse, idealmente debería informarle tranquilamente a su gerente que necesita una licencia, compartiendo un mínimo de información. Una vez que ha negociado su licencia y obtenido la ayuda que necesita, una gran pregunta es cómo regresar al trabajo: ¿Cómo reintegrarse al ritmo de las cosas sin comprometer su salud?

Considere si inicialmente debería regresar a medio tiempo o en horario completo. Lidiar con una enfermedad mental puede ser extenuante, así que dese el tiempo que necesite.

Aténgase a una rutina, siempre que sea posible. Encuentre un lugar tranquilo donde pueda tomar recesos cortos durante el día.

Para prevenir contratiempos, aprenda a reconocer las señales tempranas de alerta.
Finalmente, si quiere tener una conversación con su jefe o colegas acerca de su salud, hágalo bajo sus propios términos, cuando no esté en un estado emocional. Podría permitirse ser más vulnerable con aquellos en quienes confía, pero el ser capaz de compartir su diagnóstico puede ayudar a reducir el estigma.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp. De: hbr.org Distribuido por: The New York Times Syndicate.

When You Need to Take Time Off Work for Mental Health Reasons

Personal health should be a private matter. But when you need to take time off work due to a mental health condition, often it isn’t possible to maintain that privacy.

This is a common situation. Diagnosable mental health conditions impact 1in 5 Americans in any given year. Treatment for conditions such as depression is effective 80% of the time, but fewer than half of the people who need help get it, often because of social stigma, the fear of repercussions at work or lack of access to affordable care.

If you need to take a leave of absence, ideally you’d be able to calmly inform your manager that you need to go on leave, while sharing only a minimal amount of information. In the U.S., for a longer-term disability leave, your doctor will likely need to provide documentation to your firm’s disability insurance provider. The disability provider acts as an intermediary between you and your employer and does not share your diagnosis with your employer.

Once you’ve negotiated your leave and gotten the help you need, a big question is how to return to work: How to get back into the swing of things without compromising your health?

Start by weighing the pros and cons of being open about a diagnosis. Many people have physical or mental health issues and opt not to tell their co-workers or employers about them. According to U.S. law, returning employees may keep their diagnosis private in most situations.

Regardless of whether you disclose, prepare for colleagues’ questions about your absence. A brief narrative will help. You might say something like, “I took time off for health reasons, but things are fine now and I’m happy to be back to work.”

Consider whether you should go back full time or part time at first. Dealing with a mental illness can be exhausting, so give yourself the time you need. Consider the impact of any medications you might be taking, as some might make you drowsy or require adjustment over time.
Develop a personal mantra to help you transition back: “Be compassionate to myself,” or “Take it a few hours at a time.” Rely on your support system — a family member, a friend, colleague or therapist.
Stick to a routine whenever possible. Find a quiet place where you can take short breaks during the day. Before you go home, make a brief list of the next day’s priorities. In the evening, jot down a few positive things that happened during the day.
To prevent setbacks, learn to recognize the early warning signs. Are you stressed, anxious or getting into conflicts at work?
Finally, if you want to have a conversation with your boss or colleagues about your health, do it on your terms, when you are in an unemotional state. You might make yourself more vulnerable with those you trust, but being able to share your diagnosis can help to reduce stigma.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.