Elija las palabras correctas en una discusión

[thumbnail size=’array( 1000, 500)’]

Cuando hay conflicto con un colega, es importante saber cómo manejar la situación, pues, sin importar lo buenas que sean las intenciones, lo que pase puede empeorar el problema. Linda Hill, nos hablará y aconsejará sobre este tema.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Cuando se encuentra en conflicto con un colega, las palabras importan. Algunas veces, sin importar lo buenas que sean sus intenciones, lo que diga puede molestar aún más a su compañero y empeorar el problema. Otras veces podría decir la frase exacta que ayude a la persona a pasar de estar hirviendo de ira a sentirse fresco como un pepino.

Entonces, cuando empiecen a caldearse las cosas con un colega, ¿cómo puede elegir cuidadosamente sus palabras? Linda Hill, profesora de administración de negocios en la Harvard Business School, dice que las palabras que usamos en las confrontaciones pueden meternos en problemas por tres razones.

Primero, los intereses suelen ser altos cuando las emociones lo están. “En el conflicto, típicamente hay emociones negativas involucradas, y la mayoría de nosotros no estamos cómodos con esa clase de sentimientos” explica. Nuestra incomodidad puede hacer que tropecemos con nuestras palabras.

Segundo, nuestros instintos iniciales suelen ser incorrectos. “A menudo, construimos un argumento de por qué tenemos razón”, dice Hill. “Abandónelo y enfóquese en tratar de resolver el conflicto.”

Tercero, suele haber una desalineación entre lo que queremos decir y lo que la otra persona escucha. “No importa que su intención sea honorable si su impacto no lo es,” dice Hill.

Entonces, ¿cómo evitar esas trampas? Siguiendo algunas reglas generales, explica Hill, tendrá una mejor oportunidad de resolver el conflicto en lugar de incitarlo:

— NO DIGA NADA: “Si el nivel emocional está elevado, su primer tarea es retirar parte de esas emociones,” dice Hill. “A menudo esto significa dar un paso atrás y dejar que la persona se desahogue.” Mientras lo hace, usted permanezca en silencio o indique que está escuchando, por medio de frases como “lo entiendo” o “comprendo.” Evite decir cualquier cosa que asigne sentimientos o culpa, como “Cálmate” o “Lo que necesita entender es …” Si puede hacer esto sin juzgar, pronto podrán tener una conversación productiva.
— PREGUNTE: En lugar de pensar acerca de lo que quiere decir, considere qué es lo que quiere entender. Esto lo ayudará a llegar a la causa raíz del conflicto y prepararse para resolverlo. Haga preguntas como “¿Por qué te molestó eso?” o “¿Cómo estás viendo esta situación?” Una vez que haya escuchado la perspectiva de la otra persona, Hill sugiere que usted parafrasee y pregunte. “Creo que dijiste X. ¿Lo entendí bien?”
— ACEPTE SU PARTE: No actúe como si sólo hubiera una perspectiva del problema. “Necesita apropiarse de su propia percepción. Comience las frases con ‘Yo,’ no con ‘tú,’” dice Hill. Esto ayudará a la otra persona a ver la perspectiva de usted y entender que no está asignando culpas.

Por supuesto, algunas veces simplemente no hay palabras adecuadas y no es posible tener una discusión constructiva. “Ocasionalmente, necesita dejarlo ir y regresar en otra ocasión, cuando ambos puedan tener esa conversación,” explica Hill. Está bien alejarse y regresar a la discusión más adelante, cuando esté listo para elegir con inteligencia y prudencia las palabras que quiere utilizar.

“Ocasionalmente, necesita dejarlo ir y regresar en otra ocasión”.

““En el conflicto, típicamente hay emociones negativas involucradas”.

“Algunas veces, sin importar lo buenas que sean sus intenciones, lo que diga puede molestar aún más a su compañero y empeorar el problema”.

Cuando se encuentra en conflicto con un colega, las palabras importan. ¿Cómo puede elegir cuidadosamente sus palabras? Linda Hill, profesora de administración de negocios en la Harvard Business School, dice que las palabras que usamos en las confrontaciones pueden meternos en problemas por tres razones.

Primero, nuestra incomodidad puede hacer que tropecemos con nuestras palabras.

Segundo, nuestros instintos iniciales suelen ser incorrectos.
Tercero, suele haber una desalineación entre lo que queremos decir y lo que la otra persona escucha.

Siguiendo algunas reglas generales, explica Hill, tendrá una mejor oportunidad de resolver el conflicto en lugar de incitarlo:

— NO DIGA NADA: Su primer tarea es retirar parte de esas emociones negativas, dar un paso atrás y dejar que la persona se desahogue. Evite decir cualquier cosa que asigne sentimientos o culpa
— PREGUNTE: Considere qué es lo que quiere entender. Esto lo ayudará a llegar a la causa raíz del conflicto y prepararse para resolverlo.
— ACEPTE SU PARTE: No actúe como si sólo hubiera una perspectiva del problema.

Por supuesto, algunas veces simplemente no hay palabras adecuadas y no es posible tener una discusión constructiva. En ocasiones está bien alejarse y regresar a la discusión más adelante, cuando esté listo para elegir con inteligencia y prudencia las palabras que quiere utilizar.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Choose the Right Words in an Argument

When addressing a conflict with a colleague, the words matter. Sometimes, regardless of how good your intentions are, what you say can further upset your co-worker and just make the issue worse. Other times you might say the exact thing that helps the person go from boiling mad to cool as a cucumber.

So, when things start to heat up with a colleague, how can you choose your words carefully? Linda Hill, a professor of business administration at Harvard Business School, says that the words we use in confrontations can get us into trouble for three reasons.

First, the stakes are usually high when emotions are. “With conflict, there are typically negative emotions involved, and most of us aren’t comfortable with those kinds of feelings,” she says. Our discomfort can make us fumble over our words.

Second, our first instincts are usually off. “We’re often building a case for why we’re right,” Hill says. “Let that go and focus on trying to resolve the conflict.”

Third, there’s often misalignment between what we mean when we say something and what the other person hears. “It doesn’t matter if your intent is honorable if your impact is not,” Hill says.

So how do you avoid these traps? By following a few rules of thumb, Hill says, you’ll have a better chance of resolving the conflict instead of inciting it:

— SAY NOTHING: “If the emotional level is high, your first task is to take some of the emotion out,” says Hill. “Often that means sitting back and letting someone vent.” While doing this, either be quiet or indicate you’re listening by using phrases like “I get that” or “I understand.” Avoid saying anything that assigns feeling or blame, like “Calm down” or “What you need to understand is … .” If you can do this without judging, you’ll soon be able to have a productive conversation.

— ASK QUESTIONS: Instead of thinking about what you want to say, consider what you want to learn. This will help you get to the root cause of the conflict and set you up to resolve it. Ask questions like “Why did that upset you?” or “How are you seeing this situation?” Once you’ve heard the other person’s perspective, Hill suggests you paraphrase and ask, “I think you said X. Did I get that right?”

— OWN YOUR PART: Don’t act like there’s only one view of the problem at hand. “You need to own your perception. Start sentences with ‘I,’ not ‘you,’” Hill says. This will help the other person see your perspective and understand that you’re not assigning blame.

Of course, sometimes there just aren’t the right words and it’s not possible to have a constructive discussion. “Occasionally, you need to let it go and come back to it another time when you can both have the conversation,” says Hill. It’s OK to walk away and return to the discussion later, when you’re ready to make a smart and thoughtful choice about the words you want to use.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.