La autocompasión lo hará un mejor líder

E s normal que los líderes enfrenten diferentes emociones ante la toma de decisiones en situaciones de incertidumbre. Sin embargo, necesitamos que los líderes desarrollen humanidad y esto se puede lograr a través de la autocompasión. Te damos algunas estrategias para lograrlo.


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

1. PRACTIQUE EN EL MOMENTO
El lugar más fácil para empezar es con un ejercicio de 5 a 20 segundos que pueda integrar en su día: Respire profundamente tres veces y, con cada respiración, piense tres pensamientos subsecuentes, cada uno conectado a uno de los elementos centrales de la autocompasión:

  • PLENITUD DE CONCIENCIA: “Esto es difícil ahora mismo” o “Me siento tenso”. Al ser consciente de sus propias emociones, sin que estas lo abrumen, será capaz de tomar decisiones con más claridad y sabiduría.
  • HUMANIDAD COMPARTIDA: “No estoy solo; otros líderes están enfrentando desafíos similares”. Reconocer que no está solo apoya su bienestar y lo ayuda a considerar a las personas potencialmente afectadas por sus acciones.
  • AUTOAMABILIDAD: “¿Puedo ser amable conmigo mismo al enfrentar este desafío?” Tratarse bien a sí mismo es esencial para su propia motivación y su capacidad de ayudar a los demás.

2. REORGANICE SU CEREBRO
Pasar entre cinco y diez minutos al día meditando sobre la autocompasión hará una gran diferencia. Como sabemos por las investigaciones sobre neuroplasticidad, dedicar tiempo regularmente a construir la capacidad de autocompasión entrena al cerebro para inclinarse hacia esta, haciendo que sea una respuesta más fácil y habitual cuando las cosas son difíciles.
Puede hacer que una meditación guiada (como esta de nueve minutos) sea parte de su rutina matutina o integrarla en una pausa para el almuerzo o al final de su día de trabajo. Si nota que hay momentos a lo largo del día en los que está golpeándose a usted mismo, también puede intentar una meditación más corta.

3. CAMBIE SU MENTALIDAD
Los estudiantes en un estudio comparativo que ejercitaron la autocompasión a través de la escritura reportaron mayor motivación para el cambio y un mayor deseo de abordar sus debilidades, y mostraron un mayor esfuerzo para mejorar en general.
Pruebe este ejercicio para cambiar su mentalidad en forma similar. Redacte una carta de aliento para usted mismo, escribiendo desde su compasiva voz interior, respondiendo a estas preguntas: ¿Qué diría tu mentor interior sobre los desafíos que estás enfrentando? ¿Qué podría sugerir y cómo te animaría? ¿Qué le dirías a un amigo que está luchando con una situación similar?
Luego lea su carta y note si siente una mayor apertura hacia sus desafíos. También podría revisitarla en el futuro, trayendo de regreso sus palabras de aliento cuando las necesite.

Mientras enfrenamos un mundo más incierto que nunca, necesitamos líderes que busquen una humanidad común con sus empleados, clientes y partes interesadas. Necesitamos líderes que conecten y eleven a los demás, y esto empieza ejercitando la bondad hacia nosotros mismos.

“ Mientras enfrenamos un mundo más incierto que nunca, necesitamos líderes que busquen una humanidad común”.

“ Reconocer que no está solo apoya su bienestar”.

“ Lo que se necesita en tiempos de incertidumbre y disrupción es claridad mental, equilibrio emocional, fortaleza y visión”.

Para pasar de la duda y la parálisis a la claridad y la acción, se necesita una habilidad importante: la autocompasión.

Nos gustaría compartir algunos consejos y técnicas clave para cultivar esta importante habilidad.

1. PRACTIQUE EN EL MOMENTO
El lugar más fácil para empezar es con un ejercicio de 5 a 20 segundos que pueda integrar en su día: Respire profundamente tres veces y, con cada respiración, piense tres pensamientos subsecuentes:
• Plenitud de conciencia
• Humanidad compartida
• Autoamabilidad

2. REORGANICE SU CEREBRO
Dedicar tiempo regularmente a construir la capacidad de autocompasión entrena al cerebro para inclinarse hacia esta, haciendo que sea una respuesta más fácil y habitual cuando las cosas son difíciles.

3. CAMBIE SU MENTALIDAD
Los estudiantes en un estudio comparativo que ejercitaron la autocompasión a través de la escritura reportaron mayor motivación para el cambio y un mayor deseo de abordar sus debilidades, y mostraron un mayor esfuerzo para mejorar en general. Redacte una carta de aliento para usted mismo, luego lea su carta y note si siente una mayor apertura hacia sus desafíos.

Necesitamos líderes que conecten y eleven a los demás, y esto empieza ejercitando la bondad hacia nosotros mismos.

© 2020 Harvard Business School Publishing Corp. De: hbr.org Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Self-Compassion Will Make You a Better Leader

It’s understandable for leaders to get caught up in fear, doubt and criticism when facing business decisions that will affect lives and livelihoods. What’s needed in times of uncertainty and disruption is mental clarity, emotional balance, fortitude and vision. To move from self-doubt and paralysis to clarity and action, you need one important skill: self-compassion.
Based on our experience training tens of thousands of leaders on the role of self-compassion in emotional intelligence and effective leadership, we’d like to share some key tips and techniques for cultivating this critical skill.

1. PRACTICE IN THE MOMENT
The easiest place to start is with a five- to 20-second exercise that can be integrated into your day: Take three deep breaths and, with each breath, think three subsequent thoughts, each connected to one of the core elements of self-compassion:
— MINDFULNESS: “This is hard right now” or “I’m feeling tense.” By being aware of, but not overwhelmed by, your own emotions, you’re able to make decisions with more clarity and wisdom.
— COMMON HUMANITY: “I’m not alone; other leaders are facing similar challenges.” Recognizing that you’re not alone supports your well-being and helps you consider the people potentially affected by your actions.
— SELF-KINDNESS: “May I be kind to myself as I face this challenge?” Treating yourself well is essential for your own motivation and your capacity to help others.

2. REWIRE YOUR BRAIN
Spending somewhere between five and 10 minutes each day meditating on self-compassion will make a big difference. As we know from research on neuroplasticity, dedicating time regularly to build the capacity for self-compassion trains the brain to incline toward self-kindness, making it an easier and more habitual response when things are tough.
You can make a guided meditation (such as a nine-minute one) part of your morning routine or integrate it into a lunch break or the end of your work day. If you notice there are moments throughout the day when you’re beating yourself up, you can try a shorter meditation as well.

3. SHIFT YOUR MINDSET
Students in a comparison study who exercised self-compassion through writing reported a greater motivation to change and a greater desire to address weaknesses, and exhibited higher effort to improve overall.
Try this exercise to shift similarly your mindset. Draft an encouraging letter to yourself from your inner compassionate voice, answering these questions: What would your inner mentor say about the challenges you’re facing? What might he suggest and how would he encourage you? What would you tell a friend who is struggling with a similar situation?
Then read your letter and notice if you feel a greater sense of openness toward your challenges. You might also revisit it in the future, bringing your encouraging words back when you need them.
As we face a world that’s more uncertain than ever, we need leaders who look for common humanity with their employees, customers and stakeholders. We need leaders who connect and uplift others, and this starts by exercising kindness toward ourselves.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.