La pasión por su empresa emergente no necesita significar estrés constante

Abundan las historias de emprendedores exitosos que, por perseguir el sueño de emprender, dejaron de lado sus amistades, su salud, el ejercicio, entre otras cosas. ¿Qué pasaría si no tuviéramos que exponernos a estrés crónico y poner en juego nuestra salud mental y física para tener éxito?


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Los emprendedores son tan apasionados acerca de lo que están creando – y, a menudo, tan temerosos de decepcionar a su equipo e inversionistas – que harán casi todo para cumplir con el potencial de su empresa emergente. Abundan las historias de sacrificio con emprendedores que renuncian a dormir, a sus amistades, relaciones familiares, el ejercicio y la buena nutrición a cambio de sus emprendimientos. Este enfoque puede llevar a estrés crónico, que genera caos en la salud física y mental.

¿Y si ponerse en riesgo no fuera necesario para el éxito de su empresa emergente? ¿Y si fuera posible enseñarles a los emprendedores a enfrentar el estrés del emprendimiento en forma más efectiva?

Este último año, en el acelerador delta v de la Sloan School of Management, del MIT, creamos un programa pionero de autoconciencia para ayudar a 84 fundadores y a los miembros de sus equipos a priorizar su bienestar individual mientras construyen sus negocios. Para el final del programa, 93% de nuestros colegas sintieron que las prácticas de autoconciencia pueden ayudar a los emprendedores a crear negocios más exitosos.

Al desarrollar el programa, partimos de la hipótesis de que si los emprendedores entendieran mejor sus propios mecanismos – sus pensamientos, sentimientos y respuestas automáticas físicas y emocionales — podrían tomar mejores decisiones personales al enfrentar el estrés cotidiano del emprendimiento. A los participantes se les enseñó un simple esquema para desarrollar la autoconciencia:

— DETECTAR: Dedique atención a sus pensamientos, sentimientos y sensaciones físicas en el momento presente.

— ETIQUETAR: Asigne una simple etiqueta (por ejemplo, me siento molesto con mi cofundadora) a todo lo que detecta, cada vez que lo nota.

— VOLVERSE CURIOSOS: Sin juzgar, reflexione sobre los patrones que detecta con el paso del tiempo (por ejemplo, me estoy sintiendo molesto con mi cofundadora muy a menudo. ¿A qué se debe? ¿Quizá estoy esperando algo de ella sin obtenerlo?).

— TOMA DE DECISIONES ACTIVA: Tomar una decisión informada, basada en su autorreflexión (por ejemplo, en lugar de mantener este sentimiento, creo que hablaré con un mentor acerca del problema y planearé reuniones con mi cofundadora para hablar acerca de cómo me he sentido).

Para practicar el esquema, a los participantes se les enseñó la meditación de plenitud de conciencia, que probadamente reduce el estrés y la ansiedad, además de que ayuda a regular la emoción. También aprendieron prácticas breves de plenitud de conciencia que podrían integrar a sus vidas. Adicionalmente, realizamos sesiones grupales de colegas, donde discutimos las decisiones clave que enfrentan los emprendedores. Las reuniones en grupos pequeños eran obligatorias, y todo lo demás era opcional.

Para el final del programa, 88% de los participantes habían establecido de forma independiente su propia práctica constante de meditación o plenitud de conciencia semanal. Antes del programa, 65% nunca había meditado y sólo 21% practicaban regularmente la meditación o la plenitud de conciencia.

Después del programa, 53% de los participantes utilizaron de forma más frecuente una herramienta o técnica deliberada para enfrentar el estrés, y 40% estaban más conscientes de sus emociones. Estos emprendedores estaban tomando decisiones activas, de momento a momento, para cambiar sus respuestas habituales ante situaciones estresantes.

Creemos que integrar la autoconciencia en el ecosistema emprendedor llevará a culturas más sanas en las empresas emergentes. Estimamos que este beneficio no sólo recaerá en los fundadores, sino que creará un efecto dominó y se extenderá a los miembros de sus equipos, sus partes interesadas y consumidores, resultando en negocios más sanos – y más exitosos.

“Estos emprendedores estaban tomando decisiones activas, de momento a momento, para cambiar sus respuestas habituales ante situaciones estresantes.”.

“las prácticas de autoconciencia pueden ayudar a los emprendedores a crear negocios más exitosos.”.

“¿Y si ponerse en riesgo no fuera necesario para el éxito de su empresa emergente?”.

Abundan las historias de sacrificio con emprendedores que renuncian a dormir, a sus amistades, relaciones familiares, el ejercicio y la buena nutrición a cambio de sus emprendimientos. Este enfoque puede llevar a estrés crónico, que genera caos en la salud física y mental.

Este último año creamos un programa pionero de autoconciencia para ayudar a 84 fundadores y a los miembros de sus equipos a priorizar su bienestar individual mientras construyen sus negocios.

Al desarrollar el programa, partimos de la hipótesis de que si los emprendedores entendieran mejor sus propios mecanismos – sus pensamientos, sentimientos y respuestas automáticas físicas y emocionales — podrían tomar mejores decisiones personales al enfrentar el estrés cotidiano del emprendimiento. A los participantes se les enseñó un simple esquema para desarrollar la autoconciencia:

— DETECTAR
— ETIQUETAR
— VOLVERSE CURIOSOS
— TOMA DE DECISIONES ACTIVA

Para practicar el esquema, a los participantes se les enseñó la meditación de plenitud de conciencia, que probadamente reduce el estrés y la ansiedad, además de que ayuda a regular la emoción. Para el final del programa, 88% de los participantes habían establecido de forma independiente su propia práctica constante de meditación o plenitud de conciencia semanal.

Después del programa, 53% de los participantes utilizaron de forma más frecuente una herramienta o técnica deliberada para enfrentar el estrés.

Creemos que integrar la autoconciencia en el ecosistema emprendedor llevará a culturas más sanas en las empresas emergentes. Estimamos que este beneficio no sólo recaerá en los fundadores, sino que creará un efecto dominó y se extenderá a los miembros de sus equipos, sus partes interesadas y consumidores, resultando en negocios más sanos – y más exitosos.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Passion for Your Startup Doesn’t Have to Mean Constant Stress

Entrepreneurs are so passionate about what they are creating — and often, so fearful of letting their team and investors down — that they will do almost anything to realize their startups’ potential. Stories of sacrifice abound, with entrepreneurs forgoing sleep, friendships, family relationships, exercise and good nutrition for their business ventures. This approach can lead to chronic stress, which wreaks havoc on physical and mental health.

What if compromising yourself for your startup isn’t necessary for success? And what if it’s possible to teach entrepreneurs to work through the stresses of entrepreneurship more effectively?

At MIT Sloan School of Management’s delta v accelerator this past year, we created a first-of-its-kind, exploratory self-awareness program to help 84 founders and their team members prioritize their individual well-being while building their businesses. By the end of the program, 93% of our cohort felt that self-awareness practice can help entrepreneurs create more successful businesses.

In developing the program, we hypothesized that if entrepreneurs understood more about the mechanics of themselves — their thoughts, feelings, and automatic physical and emotional responses — they could make better personal choices in the face of the everyday stresses of entrepreneurship. Participants were taught a simple framework for building self-awareness:

— NOTICING: Bringing attention to your thoughts, feelings and physical sensations in the present moment.

— LABELING: Assigning a simple label (e.g., feeling annoyed at my co-founder) to what you notice, every time you notice it.

— GETTING CURIOUS: Without judgment, reflecting on the patterns you notice over time (e.g., I’m feeling annoyed at my co-founder a lot. Why is that? Am I expecting something from her and not getting it, perhaps?).

— ACTIVE CHOICE-MAKING: Making an informed choice, based on your self-reflection (e.g., rather than stewing in this feeling any longer, I think I’ll chat with a mentor about the problem and plan a sit-down with my co-founder to talk about how I’ve been feeling).

To practice the framework, participants were taught mindfulness meditation, which has been proven to reduce stress and anxiety and help regulate emotion. They also learned short mindfulness practices that they could integrate into their lives. In addition, we conducted peer-group sessions, where we discussed key choices entrepreneurs face. The small-group meetings were mandatory, and everything else was optional.

By the end of the program, 88% of the participants had independently established their own regular, weekly meditation or mindfulness practice. Before the program, 65% had never meditated, and only 21% were regularly practicing meditation or mindfulness.

After the program, 53% of participants were more frequently utilizing a deliberate tool or technique to work through stress, and 40% were more aware of their emotions. These entrepreneurs were making active, moment-to-moment choices to change their habitual responses to stressful situations.

We believe that integrating self-awareness into the entrepreneurial ecosystem will lead to healthier startup cultures. This benefit won’t just accrue to founders, in our estimation, but will create a ripple effect and extend to their team members, their stakeholders and their customers, resulting in healthier — and more successful — businesses.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.