La próxima generación de tecnologías para la comunicación en la oficina

L as nuevas tecnologías nos han ayudado en la adaptación al teletrabajo. Hoy, con estas aplicaciones, las empresas han logrado reducir costos y, en ocasiones, mejorar la productividad de sus equipos. Hemos encontrado tres áreas de oportunidad de dichas tecnologías en las empresas. ¡Conócelas!


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Con 42% de los empleados estadounidenses a tiempo completo trabajando desde casa en el futuro previsible, a medida que la pandemia se alarga, las nuevas tecnologías de realidad mixta están creando sustitutos virtuales para las oficinas y en el camino redefinen el futuro del trabajo.

Estas nuevas aplicaciones de realidad mixta pueden ayudar a las empresas a reducir costos y aumentar los ingresos. Muchas compañías con las que trabajamos las están utilizando para reducir en aproximadamente un tercio la huella de sus oficinas en el mundo real y para energizar a los empleados que trabajan a distancia, muchos de los cuales ya son más productivos mientras laboran desde casa sin tener que trasladarse.

He aquí tres áreas clave donde vemos versiones tempranas de lo que podrían llamarse “colaboratorios” multidimensionales que están mejorando la productividad y la colaboración de los trabajadores de la economía del conocimiento.

OFICINAS VIRTUALES
Los equipos en algunas de las compañías de servicios financieros y ventas al detalle más grandes del mundo se reúnen en oficinas virtuales utilizando programas de realidad mixta como Sneek y PukkaTeam. Esto crea una sensación de cercanía al mostrar a sus colegas en mosaicos con fotografías actualizadas periódicamente, de forma que sepan quién está en su escritorio, en una llamada o tomando un café y tal vez disponible para conversar.

Con un clic del ratón, los compañeros pueden convertir una imagen en una videollamada en vivo, eliminando la carga de configurar videoconferencias. Mientras tanto, los mensajes de chat del equipo mantienen una atmósfera de trabajo divertida, amigable y abierta. Para los equipos que prefieren no mostrar sus imágenes reales durante todo el día, programas como Sococo confían en los avatares para reunir a los empleados a través de los continentes en oficinas virtuales ilustradas.

GRUPOS FOCALES VIRTUALES
También está creciendo la demanda de grupos focales virtuales impulsados por inteligencia artificial, que le permitan a las empresas ir más allá de lo que es posible en las salas de conferencias físicas. Los entornos virtuales creados por plataformas como Remesh permiten que las empresas aprovechen a escala de encuestas digitales masivas la clase de ideas que se obtienen en pequeños grupos focales, y sin el inconveniente de capturar solo retroalimentación unidireccional.

Las compañías pueden usar estas plataformas para la investigación de mercado. Recopilan y resumen las opiniones anónimas de hasta 1,000 participantes sobre un tema o el concepto de un nuevo producto. Equipados con un motor de inteligencia artificial y upvoting que agrupa y suma respuestas, los facilitadores también pueden reaccionar y adaptar la discusión en tiempo real para explorar ideas a medida que surgen. El anonimato y la escala de las plataformas le permite a los directivos escuchar más voces, incluidas las de los empleados que generalmente no hablarían en persona.

COLABORACIÓN VIRTUAL
Un banco con el que trabajamos este verano descubrió que en un espacio de trabajo virtual podían diseñar y lanzar una nueva línea de negocios de banca digital, haciéndolo con la misma calidad y en una fracción del tiempo en que lo habían hecho un año antes para otro producto, cuando trajeron a personas en avión para hacer una lluvia de ideas en persona. La combinación de herramientas de video, voz, chat y colaboración creó más oportunidades para que todos los miembros del equipo contribuyeran, en lugar de quedar ahogados por aquellos con voces fuertes o presencia poderosa – o de que simplemente se perdieran la sesión porque no podían volar.

Al igual que las borrosas llamadas de Skype en el 2010, que precedieron al actual boom de Zoom, las tecnologías de realidad mixta que hoy en día se están volviendo populares probablemente serán muy superadas en el futuro cercano. Dentro de diez años, veremos la cosecha actual de herramientas de oficina virtual, grupos focales y colaboración con el mismo desdén que tenemos ahora por las distorsionadas llamadas telefónicas.

“ Las tecnologías de realidad mixta que hoy en día se están volviendo populares probablemente serán muy superadas en el futuro cercano”.

“ En un espacio de trabajo virtual podían diseñar y lanzar una nueva línea de negocios con la misma calidad y en una fracción del tiempo”.

“ El anonimato y la escala de las plataformas les permite a los directivos escuchar más voces”.

A medida que la pandemia se alarga, las nuevas tecnologías de realidad mixta están creando sustitutos virtuales para las oficinas y en el camino redefinen el futuro del trabajo. Estas nuevas aplicaciones de realidad mixta pueden ayudar a las empresas a reducir costos y aumentar los ingresos.

He aquí tres áreas clave donde vemos que están mejorando la productividad y la colaboración de los trabajadores de la economía del conocimiento.

OFICINAS VIRTUALES
Utilizando programas de realidad mixta se crea una sensación de cercanía al mostrar a sus colegas en mosaicos con fotografías actualizadas periódicamente, de forma que sepan quién está en su escritorio, en una llamada o tomando un café y tal vez disponible para conversar.

GRUPOS FOCALES VIRTUALES
Los entornos virtuales creados por plataformas permiten que las empresas aprovechen a escala de encuestas digitales masivas la clase de ideas que se obtienen en pequeños grupos focales, y sin el inconveniente de capturar solo retroalimentación unidireccional.

COLABORACIÓN VIRTUAL
La combinación de herramientas de video, voz, chat y colaboración creó más oportunidades para que todos los miembros del equipo contribuyeran.

Dentro de diez años, veremos la cosecha actual de herramientas de oficina virtual, grupos focales y colaboración con el mismo desdén que tenemos ahora por las distorsionadas llamadas telefónicas.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp. De: hbr.org Distribuido por: The New York Times Syndicate.

The Next Generation of Office Communication Tech

With 42% of American full-time employees working from home for the foreseeable future as the pandemic lingers, new forms of mixed-reality technologies are creating mainstream virtual substitutes for offices, and redefining the future of work in the process.

These new mixed-reality applications can help companies cut costs and boost revenues. Many companies we work with are using them to shrink their real-world office footprints by about a third on average and energize far-flung employees, many of whom are already more productive while working from home with no commute.

Here are three key areas where we see early versions of what could be called multidimensional “collaboratories” that are improving knowledge-worker productivity and collaboration.

VIRTUAL OFFICES
Teams in some of the world’s largest financial-services companies and retailers meet in virtual offices using mixed-reality programs like Sneek and PukkaTeam. These create a feeling of togetherness by showing colleagues in tiles with periodically updated snapshots, so they know who is at their desk, on a call or drinking a coffee and perhaps up for a chat.

With a mouse click, teammates can turn a snapshot into a live video call, eliminating the burden of setting up videoconferences. Meanwhile, team chat messages keep the work atmosphere fun, friendly and open. For teams that prefer not to display their actual images throughout the day, programs like Sococo rely on avatars to bring employees together across continents in illustrated virtual offices.

VIRTUAL FOCUS GROUPS
Demand is also growing for artificial intelligence-powered virtual focus groups that permit companies to go beyond what’s possible in physical conference rooms. Virtual environments created by platforms like Remesh enable companies to tap into the kinds of insights gleaned from small focus groups but at the scale of massive digital surveys, without the drawback of capturing only one-way feedback.

Companies can use these platforms for market research. They collect and summarize the anonymized views of up to 1,000 participants on a topic or new product concept. Equipped with an artificial-intelligence and upvoting engine that clusters and aggregates responses, facilitators can also react and adapt the discussion in real time to explore ideas as they arise. The platforms’ anonymity and scale let managers hear more voices, including those of employees typically would not speak up in person.

VIRTUAL COLLABORATION
A bank we worked with this summer discovered it could design and launch a new digital-banking business line and product in a virtual workspace just as well, and in a fraction of the time, as it had a year earlier for another product, when it flew in people to brainstorm in person. The combination of video, voice, chat and collaboration tools created more opportunities for all team members to contribute, rather than be drowned out by those with loud voices or a forceful presence — or if they simply missed the session because they couldn’t fly in.

Like the grainy Skype calls of 2010 that predated today’s Zoom boom, mixed-reality technologies becoming popular today will likely be far surpassed in the near future. Ten years from now, we will look at the current crop of virtual-office, focus-group and collaboration tools with the same disdain we now have for crackly phone calls.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.