¿Por qué sus empleados se resisten a la nueva tecnología?

A Aunque el uso de nuevas tecnologías es cada vez más común, aún enfrentamos muchos retos. Gracias a la pandemia del coronavirus, este reto se ha vuelto una crisis. Las empresas, tanto grandes como chicas, tienen dificultades para adaptar a sus equipos a esas nuevas tecnologías. ¿Cómo lograrlo?


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Aunque el uso y aplicación de la tecnología se ha generalizado alrededor del mundo, la adopción de tecnologías nuevas y emergentes sigue sin ser óptima dentro de la mayoría de las organizaciones. Debido a múltiples barreras, la adopción tecnológica a nivel organizacional a menudo es lenta o inexistente. Esto mantiene vivos a viejos sistemas y evita que la organización alcance de forma eficiente su pleno potencial. Este atraso en cuanto a la adopción ha sido desde hace mucho una preocupación para las compañías; pero ahora, en medio de la pandemia, es una crisis.

Mientras los negocios son empujados a reevaluar sus modelos de negocio, muchos han adoptado a la tecnología para contrarrestar las difíciles condiciones del mercado. Están modernizando su presencia en línea para contener la caída en sus ingresos, automatizando las funciones del pago de nómina y usando herramientas para llevar registro del flujo de trabajo. A pesar de esta oleada de actividad, seguimos encontrando que la adopción tecnológica es demasiado lenta y que sus efectos duraderos están poco claros. ¿Por qué la verdadera adopción tecnológica es tan difícil de alcanzar?

Aunque el coronavirus ha cambiado mucho respecto a los negocios, la investigación que precedió al virus puede ayudar a iluminar esta pregunta. Una encuesta de The Economist Intelligence Unit, publicada el otoño pasado, identificó algunos de los desafíos más importantes para las compañías que abrazan nuevas tecnologías, incluyendo las habilidades de los empleados, la falta de conciencia de los altos directivos, la falta de oportunidades de trabajo a distancia, la cultura organizacional, problemas de complejidad, costo y riesgo, además de infraestructura inadecuada. Las empresas más grandes y antiguas también suelen estar limitadas por la presencia de sistemas tradicionales y enfoques anticuados respecto a la innovación y la solución de problemas.

Los costos, la complejidad y las habilidades son barreras válidas, pero sin la cultura organizacional correcta apoyando a la tecnología, las grandes inversiones en entrenamiento o herramientas específicas pudieran marchitarse antes de florecer. Por eso vemos a la cultura organizacional como un área en la que deben enfocarse particularmente las compañías que busquen adaptarse a nuevas tecnologías en los próximos meses.

Con base en nuestra experiencia trabajando en estos temas, vemos cuatro palancas clave para ayudar a los líderes empresariales a crear una cultura que ayude a impulsar una adopción tecnológica más efectiva:

  • INCENTIVE EL USO DE LA TECNOLOGÍA: Una estrategia comprobada para construir una cultura impulsada tecnológicamente consiste en incentivar el uso de la tecnología. Los beneficios monetarios pueden traer cambios de comportamiento cuando se manejan apropiadamente. Las revisiones a los empleados pueden ampliarse para incluir calificaciones de adopción tecnológica.
  • INVIERTA EN LA INFRAESTRUCTURA: Si el uso de la tecnología va a ser incómodo, su adopción también será decepcionante. Haga que la infraestructura que la rodea — redes de tecnologías de la información, software, procesos y prácticas — sea fácil de usar. Sin inversiones y un bien pensado plan de ejecución para las nuevas tecnologías, es difícil convencer a los empleados de los beneficios de adoptarlas.
  • HAGA QUE EL APRENDIZAJE SEA PARTE DEL PLAN: La educación y el desarrollo de nuevas habilidades son un gran avance para hacer posible la clase de cultura correcta. En lugar de imponerle las nuevas tecnologías a los empleados, las organizaciones deberían brindarles a los individuos el entrenamiento y apoyo adecuado para que ellos usen y adopten de mejor forma estas herramientas.
  • NO LO FRAGMENTE: Las organizaciones deben tener una estrategia de largo plazo hacia la creación de una cultura que aliente y abrace la adopción tecnológica. Un enfoque fragmentado respecto a la implementación y adopción de tecnologías podría sentirse como progreso en el corto plazo, pero no llevará a la creación de una mentalidad digitalmente enfocada.

La tecnología tiene el potencial para construir una cultura y un propósito positivo. Habilitará, sin duda, el potencial de la organización. Sin embargo, la tecnología, cultura y propósito necesitarán estar mejor integrados, si queremos construir las organizaciones y sociedades duraderas y sustentables del futuro.

“La tecnología tiene el potencial para construir una cultura y un propósito positivo”.

“La educación y el desarrollo de nuevas habilidades son un gran avance para hacer posible la clase de cultura correcta”.

“Si el uso de la tecnología va a ser incómodo, su adopción también será decepcionante”.

Debido a múltiples barreras, la adopción tecnológica a nivel organizacional a menudo es lenta o inexistente. Esto mantiene vivos a viejos sistemas y evita que la organización alcance de forma eficiente su pleno potencial. Ahora, en medio de la pandemia, es una crisis.

Los costos, la complejidad y las habilidades son barreras válidas, pero sin la cultura organizacional correcta apoyando a la tecnología, las grandes inversiones en entrenamiento o herramientas específicas pudieran marchitarse antes de florecer. Por eso vemos a la cultura organizacional como un área en la que deben enfocarse particularmente las compañías que busquen adaptarse a nuevas tecnologías en los próximos meses.

Vemos cuatro palancas clave para ayudar a los líderes empresariales a crear una cultura que ayude a impulsar una adopción tecnológica más efectiva:

• Incentive el uso de la tecnología
• Invierta en la infraestructura para que sea fácil de usar.
• Haga que el aprendizaje sea parte del plan, brinde el entrenamiento y apoyo adecuado para que usen y adopten de mejor forma estas herramientas.
• No lo fragmente pues no llevará a la creación de una mentalidad digitalmente enfocada.

La tecnología, cultura y propósito necesitarán estar mejor integrados, si queremos construir las organizaciones y sociedades duraderas y sustentables del futuro.

© 2020 Harvard Business School Publishing Corp. De: hbr.org Distribuido por: The New York Times Syndicate.

Why Do Your Employees Resist New Tech?

While the use and application of technology has become near ubiquitous around the world, the actual adoption of new and emerging technologies across most organizations continues to be less than optimal. Due to several barriers, tech adoption at an organizational level is often slow or nonexistent. This keeps old legacy systems alive and prevents an organization from achieving its full potential efficiently. This lag in adoption has long been a concern for companies, but now, amid a pandemic, it’s a crisis.

As businesses are compelled to reevaluate their business models, many have adopted technology to counter difficult market conditions. They are revamping their online presence to stem slumps in revenue, automating payroll functions and using tools to keep tab of workflows. Despite this flurry of activity, we still find that technology adoption is often too slow and that its lasting effects are unclear. Why is true tech adoption so difficult to achieve?

While the coronavirus has changed a lot about business, research that preceded the virus can help shed some light on this question. A survey from the Economist Intelligence Unit published last fall identified some of the most important challenges to companies embracing new technologies, including employee skills, lack of senior management awareness, lack of remote working opportunities, organizational culture, issues of complexity, cost and risk, and inadequate infrastructure. Older, larger companies are also often constrained by the presence of legacy systems and legacy approaches to innovation and problem-solving.
Costs, complexity and skills are all valid barriers, but without the right organizational culture supporting technology major investments in training or specific tools could wither on the vine. That’s why we see organizational culture as an area of particular focus for companies looking to adapt to new technologies in coming months.

Based on our experience working on these issues, we see four key levers to help business leaders create a culture that will help drive a more effective tech adoption:

— INCENTIVIZE TECHNOLOGY USE: A time-tested strategy toward building a technologically driven culture is to incentivize technology use. Monetary benefits can usher in behavioral changes when managed properly. Employee reviews can be widened to include technology adoption scores.
— INVEST IN THE INFRASTRUCTURE: If the use of technology is going to be cumbersome, its uptake is going to be disappointing too. Make the infrastructure around it — information technology networks, software, processes and practices — supportive and easy to use. Without investment and a thoughtful execution plan for new technologies, it is difficult to convince employees of the benefits of adopting new technologies.
— MAKE LEARNING PART OF THE PLAN: Education and reskilling go a long way toward enabling the right kind of culture. Rather than thrusting new technologies upon employees, organizations should provide individuals with the right training and support to better use and adopt those tools.
— DON’T MAKE IT PIECEMEAL: Organizations must have a long-term strategy toward the creation of a culture that encourages and embraces technology adoption. A piecemeal approach to tech adoption and implementation may feel like short-term progress, but will not lead to the creation of a digitally focused mindset.

Technology has the potential to build positive culture and purpose. It will, without doubt, enable the organization’s potential. But technology, culture and purpose will need to become better integrated, if we want to build enduring and sustainable organizations and societies of the future.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.