Cómo (realmente) manejar el tiempo cuando trabaja a distancia

E l trabajo a distancia es un cambio que ha traído distintos desafíos. Sin embargo, también nos ha ahorrado muchas actividades que, en teoría, nos brindan más tiempo para nosotros mismos. Tener tiempo no necesariamente significa que lo usemos con sabiduría. ¿Cómo podemos hacerlo?


Este artículo le será útil para:

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Aunque el amplio giro hacia el trabajo a distancia durante la pandemia no ha carecido de desafíos, sí ofrece un punto positivo: Para muchos de nosotros, los traslados se han convertido en algo del pasado. Trabajar a distancia podría ser un deus ex machina para reclamar uno de nuestros recursos más limitados y valiosos: el tiempo.

Sin embargo, los datos de 12,000 personas en los Estados Unidos y Europa, que reunimos durante la pandemia, muestran que el tiempo adicional suele perderse en trabajo no productivo y en actividades de ocio poco satisfactorias. Tener más tiempo no necesariamente significa que lo usemos con sabiduría. ¿Cómo podemos corregir el curso?

A través de nuestra investigación, encontramos muchas estrategias que pueden ayudarlo a estructurar su jornada laboral para tener límites más claros entre la vida y el trabajo, dejando más tiempo para el ocio activo:

1. CREE SU PROPIO TRASLADO: Un estudio que realizamos reveló que las personas más felices con sus traslados los utilizan para planear su jornada. Así que pruebe comenzar su jornada laboral remota al tomar 15 minutos para planear su día, ya sea en casa o durante una corta caminata matutina (una forma de ocio activo que reduce el estrés).

2. BRÍNDESE A USTED MISMO UN CIERRE DE LA JORNADA LABORAL: En Alemania, el “Feierabend” (final de la jornada) es una celebración diaria que marca el momento en que termina el trabajo del día – a menudo acompañada de una abundante cerveza alemana. Encuentre un ritual que pueda marcar el final de su jornada y ayudarlo a celebrar lo que ha logrado, en lugar de enfocarse en lo que aún necesita hacer.

3. ENFOQUE SU CARGA DE TRABAJO: Para no ahogarse en trabajo, identifique una “victoria obligatoria” para cada día — algo que necesite lograr sin importar las circunstancias – y trabájelo a pleno vapor. Ante las constantes interrupciones del email y las plataformas de mensajería, el mantenerse enfocado en su prioridad es un verdadero logro.

4. INCLUYA “TIEMPO PROACTIVO” EN SU CALENDARIO: Nuestros estudios han encontrado que agendar un espacio diario de “tiempo proactivo”, un periodo en el que apaga todas las distracciones y se enfoca en tareas específicas, puede ayudar a los empleados a sentirse más efectivos y menos abrumados al evitar que se atasquen con trabajo menos significativo.

5. RECLAME EL “SOCIAL” DEL DISTANCIAMIENTO SOCIAL: Las estrategias anteriores pueden ayudarlo a recuperar parte de su tiempo. Sin embargo, ¿qué hará con él? ¿Usará su nuevo tiempo libre para conectar con otras personas? ¿Para comenzar a ejercitarse, o para hacer trabajo voluntario? Recomendamos agendar actividades de ocio activo después del trabajo. La investigación sugiere que las breves interacciones sociales informales (ya sea digitales o en persona), al igual que solo 10 o 20 minutos de ocio activo, elevan el bienestar.

6. HAGA EXPERIMENTOS DE MANEJO DEL TIEMPO: Hoy, todos somos parte de un gran experimento sobre cómo usamos nuestro tiempo. Sin embargo, incluso después de que se levanten las restricciones de la pandemia, siga probando nuevos esquemas de administración del tiempo para averiguar qué es lo que mejor funciona para usted. Por ejemplo, podría pasar tres días en la oficina, dos días trabajando desde casa y dos días con la familia y los amigos.

Alrededor del mundo, cambiar al trabajo a distancia podría ahorrar miles de millones de horas – pero a nosotros nos corresponde el usar bien ese tiempo. Al tomar decisiones razonadas acerca de cómo le da nueva forma a su trabajo, puede obtener más de lo que todos más anhelamos: tiempo..

“ Cambiar al trabajo a distancia podría ahorrar miles de millones de horas – pero a nosotros nos corresponde el usar bien ese tiempo.”.

“ Hoy, todos somos parte de un gran experimento sobre cómo usamos nuestro tiempo.”.

“ Trabajar a distancia podría ser un deus ex machina para reclamar uno de nuestros recursos más limitados y valiosos: el tiempo.”.

Aunque el amplio giro hacia el trabajo a distancia durante la pandemia no ha carecido de desafíos, sí ofrece un punto positivo: tiempo. El tiempo adicional suele perderse en trabajo no productivo y en actividades de ocio poco satisfactorias. Tener más tiempo no necesariamente significa que lo usemos con sabiduría. ¿Cómo podemos corregir el curso?

Encontramos muchas estrategias que pueden ayudarlo a estructurar su jornada laboral para tener límites más claros entre la vida y el trabajo.

1. CREE SU PROPIO TRASLADO: Las personas más felices con sus traslados los utilizan para planear su jornada.
2. BRÍNDESE A USTED MISMO UN CIERRE DE LA JORNADA LABORAL: Encuentre un ritual que pueda marcar el final de su jornada y ayudarlo a celebrar lo que ha logrado, en lugar de enfocarse en lo que aún necesita hacer.
3. ENFOQUE SU CARGA DE TRABAJO: Ante las constantes interrupciones del email y las plataformas de mensajería, el mantenerse enfocado en su prioridad es un verdadero logro.
4. INCLUYA “TIEMPO PROACTIVO” EN SU CALENDARIO: Agendar un espacio diario de “tiempo proactivo” puede ayudar a los empleados a sentirse más efectivos y menos abrumados.
5. RECLAME EL “SOCIAL” DEL DISTANCIAMIENTO SOCIAL: Las estrategias anteriores pueden ayudarlo a recuperar parte de su tiempo. Sin embargo, ¿qué hará con él? Recomendamos agendar actividades de ocio activo después del trabajo.
6. HAGA EXPERIMENTOS DE MANEJO DEL TIEMPO: Siga probando nuevos esquemas de administración del tiempo para averiguar qué es lo que mejor funciona para usted.

Al tomar decisiones razonadas acerca de cómo le da nueva forma a su trabajo, puede obtener más de lo que todos más anhelamos: tiempo.

© 2020 Harvard Business School Publishing Corp. De: hbr.org Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to (Actually) Save Time When You’re Working Remotely

While the widespread shift to remote work during the pandemic hasn’t been without its challenges, it does offer a major silver lining: For many of us, commuting has become a thing of the past. Working remotely could be a deus ex machina for reclaiming one of our most precious and limited resources: time.

But data we collected from 12,000 people across the U.S. and Europe during the pandemic show that the additional time is often burned on unproductive work and unsatisfying leisure activities. Having more time does not necessarily mean we use it wisely. How can we correct course?

Through our research, we found several strategies that can help you structure your workday to enable clearer boundaries between life and work and make more time for active leisure:

1. CREATE YOUR OWN COMMUTE: A study we conducted revealed that the happiest commuters use their commutes to plan their workdays. So try starting your remote workday by taking 15 minutes to plan your day, either at home or during a short morning walk (a form of active leisure that’s known to reduce stress).
2. GIVE YOURSELF A ‘FEIERABEND’: In Germany, the “Feierabend” is a daily celebration marking the moment when work is switched off for the day — often accompanied by a hearty German beer. Find a ritual that can mark the end of your workday and help you celebrate what you’ve accomplished, instead of focusing on what still needs to be done.
3. FOCUS YOUR WORKLOAD: To avoid drowning in work, identify a “must win” for each day — one thing you need to achieve no matter what — and then pursue it at full steam. With constant interruptions from email and messaging platforms, staying focused on your priority is a real accomplishment.
4. PUT ‘PROACTIVE TIME’ ON YOUR CALENDAR: Our studies have found that scheduling a daily “proactive time” block, a period during which you turn off all distractions and focus on specific tasks, can help employees feel more effective and less overwhelmed by preventing you from getting bogged down with less meaningful work.
5. RECLAIM THE ‘SOCIAL’ IN SOCIAL DISTANCING: The strategies above can help you get some of your time back. But what will you do with it? Will you use your newfound free time to connect with other people? To start exercising, or volunteering? We recommend scheduling active leisure activities after work. Research suggests that short informal social interactions (whether in person or digital), as well as just 10 or 20 minutes of active leisure, boosts well-being.
6. RUN TIME-MANAGEMENT EXPERIMENTS: Today, we’re all part of a grand experiment in how we use our time. But even after pandemic restrictions are lifted, keep trying out new time-management schemes to see what works best for you. For example, you could spend three days at the office, two days working from home and two days with family and friends.

Around the world, shifting to remote work could save billions of hours — but it’s up to us to spend that time well. By making thoughtful choices about how you reshape your work, you can get more of what we all crave most: time.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando: “Ctrl + Enter”.