Cómo volverse ubicuo

Creemos que, al estar de vacaciones, nos perdemos muchas cosas y nos volvemos ausentes. Sin embargo, el estar presente ante nuestros consumidores no es sinónimo de vivir en la oficina. Te damos algunas estrategias para que ser ubicuo.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Eran las 8 a.m. en un martes y llegué a mi cafetería local. Cargando mi laptop y sacudiéndome el jet lag, me preparé para el asalto: los cientos de correos electrónicos que se habían acumulado mientras estuve en una lujosa vacación de 12 días en España.

¿De qué me había perdido? ¿Qué movimientos habían hecho los competidores en mi ausencia? Ahí fue cuando noté a Mimi, una de las jugadoras más conectadas en la ciudad. Ella sonrió y caminó hacia mi mesa. “¿Cómo te va?” me dijo. “Estás en todos lados”.

En ese momento entendí que no necesitas estar presente para ser ubicuo.

La ubicuidad, por supuesto, es una gran meta del marketing. Usted quiere estar en la mente de sus consumidores, de forma que lo llamen (y no a los competidores) cuando necesiten un abogado, un rediseño de su sitio web o más widgets. ¿Cómo lograrlo sin dormir en la oficina e implantarse quirúrgicamente su iPhone?

He aquí cuatro estrategias a considerar:

AGENDE SU PRESENCIA EN REDES SOCIALES: El Twitterverso nunca duerme, y desafortunadamente usted pierde presencia si deja que su muro de Twitter languidezca. Si pretende construir una fuerte marca personal (o corporativa), necesita ser consistente. Sin embargo, eso no significa que nunca puede escapar. Cada pocos meses, paso una tarde redactando algunos cientos de pepitas para publicar en Twitter. Puede agendarlos con semanas o meses de anticipación por medio de Tweet Deck. Ciertamente, no estará respondiendo en tiempo real — pero al menos está publicando algo mientras descansa en su cabaña.

RESPONDA RÁPIDAMENTE CUANDO IMPORTE: Cuando esté fuera de la oficina, practique el triaje (un método para priorizar). Si tiene un asistente corporativo, pídale a él o ella que monitoreen su correo electrónico y lo llamen si surge algo urgente. Si es un practicante en solitario, recurra a un asistente virtual por medio de un servicio como Upwork. La mayoría de lo que pasa el umbral puede ser ignorado con tranquilidad — pero no quiere perderse la pregunta de un nuevo cliente de esa cuenta que espera adquirir.

ENLISTE MENSAJEROS: Quizá la mejor forma de que parezca como si estuviera en todos lados es hacer que otras personas hablen acerca de usted. Ya sea que se trate de los que leen sobre usted en el periódico, sugieren que usted hable en eventos, citan sus consejos o mencionan que le vieron en una reunión para reunir fondos, rápidamente puede crear una “cámara de eco” si es cuidadoso (durante el tiempo que no es de vacaciones) acerca de construir estratégicamente su marca. Pida específicamente referencias, cultive reporteros, asista a eventos de red y cree un robusto portafolio de contenido.

VAYA A ALGÚN LUGAR ATRACTIVO: Algunas veces, inevitablemente, se perderá algo importante porque está fuera. Sus pretendientes podrían incluso estar decepcionados u ofendidos de que no puede asistir a la reunión o atender una nueva solicitud. Quizá nunca los haga felices – pero puede al menos intrigarlos. “Estoy de vacaciones” es una excusa que suena aburrida y perezosa. Por el contrario: “Me disculpo por la demora en responderte; acabo de regresar de Puerto Rico” es un fascinante inicio de conversación. Por ello considere que este es su permiso a ir a algún lugar fabuloso y aprovecharlo.

“Inevitablemente, se perderá algo importante porque está fuera.”.

““Estás en todos lados”.”.

“¿Qué movimientos habían hecho los competidores en mi ausencia?”.

No necesitas estar presente para ser ubicuo.

La ubicuidad, por supuesto, es una gran meta del marketing. Usted quiere estar en la mente de sus consumidores. ¿Cómo lograrlo sin dormir en la oficina e implantarse quirúrgicamente su iPhone?

He aquí cuatro estrategias a considerar:

1. AGENDE SU PRESENCIA EN REDES SOCIALES:Si pretende construir una fuerte marca personal (o corporativa), necesita ser consistente.
2. RESPONDA RÁPIDAMENTE CUANDO IMPORTE: Cuando esté fuera de la oficina, practique el triaje
3. ENLISTE MENSAJEROS: La mejor forma de que parezca como si estuviera en todos lados es hacer que otras personas hablen acerca de usted.
4. VAYA A ALGÚN LUGAR ATRACTIVO: Quizá nunca los haga felices – pero puede al menos intrigarlos. Por ello considere que este es su permiso a ir a algún lugar fabuloso y aprovecharlo.

© 2018 Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

How to Become Ubiquitous

It was 8 a.m. on a Tuesday, and I stumbled into my local coffee shop. Laptop in tow and shaking off jet lag, I steeled myself for the onslaught: the hundreds of emails that had built up while I’d been on a luxurious 12-day vacation in Spain.

What had I missed? What moves were competitors making in my absence? That’s when I spotted Mimi, one of the most connected players in town. She smiled and walked over to my table. “How’s it going?” she said. “You’re everywhere.”

In that moment, I realized you don’t have to be present in order to be ubiquitous.

Ubiquity, of course, is a major marketing goal. You want to be top of mind for your customers, so they call you (not your competitors) when they need a lawyer, a website redesign or more widgets. But how do you pull it off without sleeping in your office and surgically implanting your iPhone?

Here are four strategies to consider:

— SCHEDULE YOUR SOCIAL MEDIA PRESENCE: The Twitterverse never sleeps, and unfortunately you lose face if you let your Twitter feed languish. If you’re intent on building a strong personal (or corporate) brand, you need to be consistent. But that doesn’t mean you can never escape. Every few months, I’ll spend an afternoon coming up with a few hundred nuggets to post on Twitter. You can schedule them weeks or months in advance via TweetDeck. Sure, you’re not replying in real time — but at least you’re putting something out there when you’re lolling in your cabana.

— RESPOND QUICKLY WHEN IT MATTERS: When you’re away from the office, practice triage. If you have a corporate assistant, ask him or her to monitor your email and call you if anything urgent arises. If you’re a solo practitioner, shell out for a virtual assistant through a service like Upwork. Most of what passes over the transom can be safely ignored — but you don’t want to miss a new client inquiry from that account you’ve been hoping to land.

— ENLIST MESSENGERS: Perhaps the best way to seem like you’re everywhere is to get other people talking about you. Whether it’s people reading about you in the newspaper, suggesting you to speak at events, citing your advice or mentioning they saw you at a fundraiser, you can quickly create an “echo chamber” if you’re vigilant (during your nonvacation time) about building your brand strategically. Specifically ask for referrals, cultivate reporters, attend networking events and create a robust portfolio of content.

— GO SOMEWHERE COOL: Sometimes, inevitably, you’ll miss something important because you’re away. Your suitors may even be disappointed or miffed that you can’t attend the meeting or turn around a new request. You may never make them happy — but you can at least intrigue them. “I’m on vacation” is a fairly boring, lazy-sounding excuse. But “I apologize for the delay in getting back to you; I just got back from Puerto Rico” is a fascinating conversation starter. So consider this your permission to go somewhere fabulous and make the best of it.

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.