No lleve a casa el estrés laboral

texto alt

Después de un largo día en la oficina, muchos de nosotros desahogamos nuestro estrés con los amigos y familia.
¿Cómo puede minimizar el impacto del estrés laboral en sus relaciones? He aquí cinco consejos.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

Descarga este Artículo

Después de un largo día en la oficina, muchos de nosotros desahogamos nuestro estrés con los amigos y familia. Si no somos cuidadosos, el estrés laboral puede convertirse en estrés del hogar, muchas veces a expensas de nuestras relaciones y nuestra salud.

Un estudio en el Reino Unido encontró que el 43% de los días perdidos a causa de enfermedades están relacionados con el estrés. Otro, realizado por la American Psychological Association, descubrió que los dos puntos estresantes más comunes son el trabajo y el dinero, y que la incidencia del estrés suele resultar en irritabilidad, ira, nerviosismo y ansiedad.

¿Cómo puede minimizar el impacto del estrés laboral en sus relaciones? He aquí cinco consejos.

  • Confine su trabajo a tiempos y lugares específicos. Un estudio encontró que 50% de las personas lleva su trabajo a casa, y que la interferencia entre vida y trabajo es mayor en aquellos que “tienen empleos profesionales con más autoridad, libertad en la toma de decisiones, presión, y horarios más largos.” En el incesantemente conectado mundo de la actualidad, se espera que muchos de nosotros estemos disponibles 24/7. Sin embargo, si el trabajo se filtra constantemente en su vida hogareña, también lo hará el estrés. Por ello deje su trabajo en la oficina. Haga una regla de trabajar desde casa sólo en circunstancias excepcionales, y mantenga los folders, computadoras y notebooks de trabajo en su escritorio. Si eso no es posible para el puesto que ocupa, designe algunas horas de cada día para vida hogareña. Si usted trabaja en casa, hágalo en una oficina o en un espacio de trabajo específico. Esto le ayudará mentalmente a dejar el trabajo dentro cuando salga de la habitación.
  • Desarrolle buenos hábitos de teléfono celular. Quizá la forma más común en que las distracciones laborales se filtran en las relaciones es a través de los teléfonos inteligentes. La persona promedio revisa su teléfono 46 veces al día, y pasa casi cinco horas diarias en dispositivos móviles.
  • Establezca reglas que eviten que sus tabletas y teléfonos lo aten al trabajo. Tenga dos teléfonos separados -uno para el trabajo y otro para uso personal- y deje el teléfono del trabajo en un lugar aparte durante las noches y los fines de semana. Además, nunca revise su correo electrónico laboral durante las dos horas previas a ir a la cama. Hacerlo puede afectar la habilidad de su cerebro para prepararse el sueño, y la falta de sueño está cercanamente enlazada con el estrés.
  • Establezca una red de apoyo. Colocar todo su estrés laboral en su pareja es injusto y peligroso para su relación. Desarrolle una red de amigos y mentores que pueden ayudarlo a manejar su vida laboral, de forma que esto no sea la carga exclusiva de su pareja. Tener personas en quien apoyarse también puede incrementar su habilidad de lidiar con los problemas independientemente de su red.
  • Tenga un hábito al terminar el trabajo. Algunas veces su cerebro necesita una señal de prepararse para el tiempo en casa. Es incluso mejor si esta señal lo ayuda a relajarse. Por ejemplo, a algunas personas les gusta ir al gimnasio, correr o meditar. Piense acerca de lo que le ayude a tranquilizarse, y encuentre espacio en su agenda para ello.
  • Cree un tercer espacio. Cuando los profesionistas tienen familias, sus vidas pueden girar acerca de sus responsabilidades en el trabajo y en casa. Ejecutivos muy ocupados dejan la oficina para ayudar a cuidar a los niños y hacer las pequeñas cosas que mantienen funcionando el hogar. Sin embargo, tener un tercer espacio puede ayudar enormemente con el manejo del estrés.

Las parejas deberían mantener hábitos y tiempos que les permitan explorar sus intereses y buscar la plenitud fuera de casa y del trabajo. Éstos espacios son diferentes para todos -cafés, clubs literarios, el exterior- pero son importantes para mantener nuestras identidades y un sentido de paz.

“Un estudio encontró que 50% de las personas lleva su trabajo a casa, y que la interferencia entre vida y trabajo es mayor en aquellos que “tienen empleos profesionales con más autoridad, libertad en la toma de decisiones, presión, y horarios más largos”.

“La persona promedio revisa su teléfono 46 veces al día, y pasa casi cinco horas diarias en dispositivos móviles”.

Colocar todo su estrés laboral en su pareja es injusto y peligroso para su relación”.

Después de un largo día en la oficina, muchos de nosotros desahogamos nuestro estrés con los amigos y familia. Si no somos cuidadosos, el estrés laboral puede convertirse en estrés del hogar, muchas veces a expensas de nuestras relaciones y nuestra salud.

¿Cómo puede minimizar el impacto del estrés laboral en sus relaciones? He aquí cinco consejos.
Confine su trabajo a tiempos y lugares específicos.
Desarrolle buenos hábitos de teléfono celular.
Establezca reglas que eviten que sus tabletas y teléfonos lo aten al trabajo.
Establezca una red de apoyo.
Tenga un hábito al terminar el trabajo
Cree un tercer espacio.

Las parejas deberían mantener hábitos y tiempos que les permitan explorar sus intereses y buscar la plenitud fuera de casa y del trabajo. Éstos espacios son diferentes para todos -cafés, clubs literarios, el exterior- pero son importantes para mantener nuestras identidades y un sentido de paz.

© 2017Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

También le puede interesar:

https://dirigehoy.info/1_minute_tips/inteligencia-emocional/reconocer-tus-logros-es-una-forma-de-cuidado-personal/

https://dirigehoy.info/s_premium/premiun/e-books/e-book-10-articulos-esenciales-para-la-comunicacion-asertiva/

https://dirigehoy.info/s_premium/premiun/herramientas/kit-herramientas-para-negociar-con-resultados/

 


Don’t Take Work Stress Home

After a long day at the office, many of us find ourselves taking out our stress on friends and family. If we’re not careful, work stress can become home stress, often at the expense of our relationships and health.

One study in the U.K. found that 43% of days lost to illness were stress-related. Another, by the American Psychological Association, found that the two most common stressors are work and money, and the incidence of stress often results in irritability, anger, nervousness and anxiety.

How can you minimize the impact of work stress on your relationships? Here are five tips.

• Confine your work to particular times and locations. One study found that 50% of people bring their work home and that work-life interference is greater among those who “hold professional jobs with more authority, decision-making latitude, pressure and longer hours.” In today’s ever-connected world, many of us are expected to be available 24/7. But if work is constantly seeping into your home life, the stress of it will too.

So leave your work at the office. Make a rule to work from home only in exceptional circumstances, and keep work folders, computers and notebooks at your desk. If that’s not feasible for your position, designate a few hours each day for home life. If you work at home, do so in an office or a specified workspace. This will mentally help you shut off work when you leave the room.

• Develop good cellphone habits. Perhaps the most common way that work distraction seeps into relationships is through smartphones. The average person checks his phone 46 times a day and spends nearly five hours a day on mobile devices.

• Establish rules that keep your tablets and phones from tethering you to work. Keep two separate phones — one for work and one for personal use — and leave the work phone in an out-of-the-way place on nights and weekends. And never check your work email in the hour or two before bed. Doing so can affect your brain’s ability to prepare for sleep, and sleep deprivation is closely linked with stress.

• Establish a support network. Placing all your work stress on a spouse or partner is unfair and dangerous to your relationship. Develop a network of friends and mentors who can help you manage your work life so that it isn’t the sole burden of your significant other. Having people to lean on can also increase your ability to cope with problems independent of your network.

• Have an end-of-work habit. Sometimes your brain needs a signal to prepare you for time at home. It’s even better if this signal helps you decompress. For example, some people like to hit the gym, run or meditate. Think about what helps you unwind, and find room in your schedule for it.

• Create a third space. When professionals have families, their lives can revolve around their responsibilities at work and home. Busy executives leave the office to help with child care and do the little things that keep a household humming. But having a third space can help enormously with stress management.

Partners should each maintain habits and times that allow them to explore their interests and seek fulfillment outside of home and work. These spaces are different for everyone — cafes, book clubs, the outdoors — but they’re important for maintaining our identities and sense of peace.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

Comments are closed.