Cómo se ve el liderazgo en diferentes culturas

texto alt

Las culturas difieren en sus teorías de liderazgo. Dependiendo del contexto social, su estilo de liderazgo podría ser un activo o una debilidad. Aquí revisaremos seis tipos de liderazgo que ilustran estos hallazgos.

TIEMPO DE LECTURA

texto alt

¿Cómo se calcula?

You must be logged into the site to download the file.

¿Qué hace a un gran líder? Aunque los ingredientes centrales del liderazgo -buen juicio, integridad y habilidades sociales- son universales, los líderes también deben aplicar tácticas específicas a cada cultura para tener éxito. Las culturas difieren en sus teorías de liderazgo. Dependiendo del contexto social, su estilo de liderazgo podría ser un activo o una debilidad.

La toma de decisiones, estilos de comunicación y tendencias de los líderes hacia el lado oscuro están influidas por dónde operan, de acuerdo con las investigaciones. Aquí revisaremos seis tipos de liderazgo que ilustran estos hallazgos.

Toma De Decisiones

  • El líder sincronizado: el seguimiento es clave para ser percibido como material de liderazgo en regiones como el noreste de Asia, Indonesia, Tailandia, los Emiratos Árabes Unidos y buena parte de América Latina. Para ascender en la escala, dichos líderes deben buscar el consenso en las decisiones. Como resultado, los ciclos de negocio pueden tomar más tiempo. Sin embargo, una vez que todos los interesados están abordo, el trato debe cerrarse rápidamente o los acuerdos podrían estar en riesgo. Los líderes sincronizados tienden a ser prudentes y más enfocados en las amenazas potenciales que en las recompensas.
  • El líder oportunista: los líderes que inician por sí mismos y muestran flexibilidad tienden a ser más deseables en la Europa germánica y nórdica, el Reino Unido, los países donde el Reino Unido ha tenido una influencia cultural sustancial (los Estados Unidos, Australia y nueva Zelanda), y en países asiáticos que basaron sus instituciones económicas y de gobierno en el modelo británico (India, Singapur, Malasia, Hong Kong). Más o menos individualistas, estos líderes prosperan en la espontaneidad. Sin embargo, se recomienda verificar frecuentemente con los miembros del equipo, para asegurarse de que los otros se mantengan al ritmo de los cambiantes planes. Los líderes oportunistas tienden a ser ambiciosos tomadores de riesgos.

Estilo De Comunicación

  • El líder que dispara directo: en algunas regiones los empleados esperan que sus líderes confronten directamente los temas. En el noreste de Asia y en lugares como los Países Bajos, la comunicación excesiva es menos atractiva en las filas del liderazgo -la gente quiere que usted vaya al grano. Por ende, los líderes orientados hacia las tareas son los preferidos. Las reuniones improvisadas de revisión de desempeño con los subordinados directos suceden más comúnmente en estos lugares, y los líderes atienden rápidamente los comportamientos indeseables de parte de los miembros del equipo. Los líderes francos tienden a ser menos sensibles respecto a los matices personales.
  • El líder diplomático: en ciertos países la delicadeza en la comunicación y el cuidado en los mensajes son importantes no sólo para llevarse bien, sino también para ascender. En lugares como nueva Zelanda, Sudáfrica, Canadá y la mayor parte de América Latina, los empleados prefieren trabajar para jefes que puedan mantener agradables y amistosas las conversaciones laborales. La confrontación constructiva debe ser manejada con empatía. Se espera que los líderes en estos lugares midan continuamente las reacciones de su audiencia durante las negociaciones y reuniones. Esta clase de gerentes ajustan sus mensajes para mantener la discusión afable; una comunicación demasiado directa es vista como innecesariamente ruda. Los líderes diplomáticos tienden a ser respetuosos y agradables.

Tendencias Hacia El Lado Obscuro

  • El líder que “besa a los de arriba y patea los de abajo”: cuando las organizaciones enfatizan el rango, los líderes emergentes tienden a desarrollar singulares habilidades para sobrellevarlo. Es el trabajo de un líder implementar los mandatos provenientes de arriba con los empleados de menor nivel. Si se usa en exceso, esta fortaleza puede alentar un estilo de liderazgo caracterizado por una excesiva deferencia u orientación hacia los detalles, cuando se reporta a los superiores, y directrices agresivas o rechazo al compromiso, cuando se dirige a los subordinados. Este estilo gerencial es tolerado más en ciertos países, como aquellos en Asia occidental, Serbia, Grecia, Kenia y Corea del Sur. Los líderes que “besan a los de arriba y patean a los de bajo” tienden a ser diligentes y cumplidores con sus jefes, pero intensos y dominadores con sus subordinados.
  • El líder pasivo agresivo: algunos líderes se vuelven cínicos, desconfiados e incluso reticentes, particularmente bajo estrés. Éstas reacciones usualmente ocurren cuando el individuo es forzado a perseguir un objetivo o realizar una tarea sin que esté convencido o en la ausencia de un argumento sólido. Aunque ser aparentemente cooperativo, mientras se mantienen un nivel de escepticismo, puede ser beneficioso en entornos de grupo, estos comportamientos también pueden entorpecer la ejecución. Los líderes con este estilo son más ampliamente aceptados en Indonesia y Malasia, donde esto no parece impedir su avance. Los líderes pasivo agresivos tienden a ser críticos y resentidos. Irónicamente, su aversión al conflicto suele generar muchos conflictos.

Ciertamente, es posible para cualquier individuo al ajustar su estilo de liderazgo para adaptarse al contexto. Sin embargo, requiere un gran esfuerzo el ir en contra de sus tendencias y predisposiciones naturales, y los hábitos son difíciles de romper. También es importante tomar en cuenta la cultura de la organización. Cuando los líderes de alto nivel tienen éxito, suelen redefinir la cultura de una forma que refleja directamente su propia personalidad. Por ende, la cultura es principalmente la suma de los valores y creencias de los influyentes líderes previos.

“Aunque los ingredientes centrales del liderazgo -buen juicio, integridad y habilidades sociales- son universales, los líderes también deben aplicar tácticas específicas a cada cultura para tener éxito”.

La toma de decisiones, estilos de comunicación y tendencias de los líderes hacia el lado oscuro están influidas por dónde operan, de acuerdo con las investigaciones”.

“Es posible para cualquier individuo al ajustar su estilo de liderazgo para adaptarse al contexto. Sin embargo, requiere un gran esfuerzo el ir en contra de sus tendencias y predisposiciones naturales, y los hábitos son difíciles de romper”.

¿Qué hace a un gran líder? La toma de decisiones, estilos de comunicación y tendencias de los líderes hacia el lado oscuro están influidas por dónde operan, de acuerdo con las investigaciones. Aquí revisaremos seis tipos de liderazgo que ilustran estos hallazgos.

Toma De Decisiones

  • El líder sincronizado: tienden a ser prudentes y más enfocados en las amenazas potenciales que en las recompensas.
  • El líder oportunista: inician por sí mismos y muestran flexibilidad, tienden a ser ambiciosos tomadores de riesgos.

Estilo De Comunicación

  • El líder que dispara directo: tienden a ser menos sensibles respecto a los matices personales.
  • El líder diplomático: ajustan sus mensajes para mantener la discusión afable; una comunicación demasiado directa es vista como innecesariamente ruda. Los líderes diplomáticos tienden a ser respetuosos y agradables.

Tendencias Hacia El Lado Obscuro

  • El líder que “besa a los de arriba y patea los de abajo”: cuando las organizaciones enfatizan el rango, los líderes emergentes tienden a desarrollar singulares, tienden a ser diligentes y cumplidores con sus jefes, pero intensos y dominadores con sus subordinados.
  • El líder pasivo agresivo: algunos líderes se vuelven cínicos, desconfiados e incluso reticentes, particularmente bajo estrés. Tienden a ser críticos y resentidos. Irónicamente, su aversión al conflicto suele generar muchos conflictos.

Cuando los líderes de alto nivel tienen éxito, suelen redefinir la cultura de una forma que refleja directamente su propia personalidad. Por ende, la cultura es principalmente la suma de los valores y creencias de los influyentes líderes previos.

© 2015Harvard Business School Publishing Corp.

De: hbr.org

Distribuido por: The New York Times Syndicate.

What Leadership Looks Like in Different Cultures

What makes a great leader? Although leadership’s core ingredients — sound judgment, integrity and people skills — are universal, leaders must also apply culture-specific tactics to succeed. Cultures differ in their leadership theories. Depending on the cultural context, your leadership style may be an asset or a weakness.

Leaders’ decision-making, communication style and dark-side tendencies are influenced by where they operate, according to research. Here we review six leadership types that illustrate these findings.

DECISION-MAKING

— The synchronized leader: Follow-through is key to being seen as leadership material in regions such as Northeast Asia, Indonesia, Thailand, the United Arab Emirates and much of Latin America. To ascend the ranks, such leaders must seek consensus on decisions. As a result, business cycles can take longer. But once all stakeholders are onboard, the deal needs to close quickly or the agreement may be in jeopardy. Synchronized leaders tend to be prudent and are more focused on potential threats than rewards.

— The opportunistic leader: Leaders who self-initiate and show flexibility tend to be more desirable in Germanic and Nordic Europe, the U.K., Western countries on which the U.K. had substantial cultural influence (the U.S., Australia and New Zealand), and Asian countries that based their governing and economic institutions on the British model (India, Singapore, Malaysia, Hong Kong). More or less individualistic, these leaders thrive in spontaneity. However, checking in frequently with team members is advised to ensure that others keep up with changing plans. Opportunistic leaders tend to be ambitious risk-takers.

COMMUNICATION STYLE

— The straight-shooting leader: In some regions employees expect their leaders to confront issues straightforwardly. In Northeast Asia and countries like the Netherlands, excessive communication is less appealing in the leadership ranks — people just want you to get to the point. Accordingly, task-oriented leaders are preferred. Impromptu performance review meetings with direct reports occur more commonly in these locations, and leaders address undesirable behaviors from team members promptly. Straight-shooting leaders tend to be less sensitive to personal nuance.

— The diplomatic leader: In certain countries communication finesse and careful messaging are important not only to getting along but also to getting ahead. In places like New Zealand, Sweden, Canada and much of Latin America, employees prefer to work for bosses who can keep business conversations pleasant and friendly. Constructive confrontation needs to be handled with empathy. Leaders in these locations are expected to gauge audience reactions continuously during negotiations and meetings. These types of managers adjust their messaging to keep the discussion affable; too-direct communication is seen as unnecessarily harsh. Diplomatic leaders tend to be polite and agreeable.

DARK-SIDE TENDENCIES

— The “kiss up/kick down” leader: When organizations emphasize rank, emerging leaders tend to develop unique coping skills. It is a leader’s job to implement mandates from above with lower-level employees. If overused, this strength can foster a leadership style characterized by excessive deference or detail-orientation when reporting up, and fiery directives or refusal to compromise when directing subordinates. This management style is tolerated more in certain countries, such as those in Western Asia, Serbia, Greece, Kenya and South Korea. “Kiss up/kick down” leaders tend to be diligent and dutiful with their bosses but intense and dominating with their reports.

— The passive-aggressive leader: Some leaders become cynical, mistrustful and even resistant, particularly under stress. These reactions usually occur when the individual is forced to pursue an objective or carry out a task without being won over or in the absence of sound rationale. Though being overtly cooperative while maintaining a level of skepticism can be beneficial in group settings, these behaviors can also hinder execution. Leaders with this style are more widely accepted in Indonesia and Malaysia, where it doesn’t seem to impede their advancement. Passive-aggressive leaders tend to be critical and resentful. Ironically, their aversion to conflict often generates a great deal of conflict.

To be sure, it’s possible for any individual to adjust his leadership style to fit the context. However, it requires a great deal of effort to go against your natural tendencies and predispositions, and habits are hard to break. It’s also important to take into account the culture of the organization. When senior leaders succeed, they often redefine culture in a way that directly reflects their own personality. Thus culture is mostly the sum of the values and beliefs of influential past leaders.

¿Qué te ha parecido?

Si encontró algún error gramatical en este artículo, por favor notifíquelo a nuestros editores seleccionando el texto y presionando:“Ctrl + Enter”.

print

Comments are closed.