36 horas en La Habana

A medida que la cautelosa apertura de Cuba a la empresa privada va tomando forma, los autos norteamericanos clásicos y los cantantes de salsa comparten la ciudad con nuevas e imaginativas propuestas en comida, cultura y vida nocturna.

print

Comments are closed.